Denuncian que escuelas agrarias eran presionadas por el gremio de Balcedo por deudas inexistentes

Argentina y el Mundo 10 de enero de 2018 Por
Cristina Bandera, presidenta de la Unión de Escuelas de la Familia Agrícola de Misiones (Unefam), informó hoy que varios directivos de escuelas de la provincia recibieron, durante años, presiones por deudas inexistentes de parte del Sindicato de Obreros y Empleados de la Educación y la Minoridad (Soeme).
balcedo

"La pasamos muy mal cuando empezaban a llegar las cartas documento a nuestras casas", comentó Bandera, porque, según dijo, "los representantes de las EFAs no somos abogados y sabemos muy poco de leyes".
La representante de la escuela de San Pedro, en el noreste de la provincia, dijo a Radio República de Posadas que recibió "más o menos unas diez cartas documento", en las que "me intimaban a pagar por tres personas no docentes que deberíamos tener en las escuelas".
Según Bandera, la supuesta metodología era pagar por esas personas que uno "debería tener", o por lo menos "si no las tenías, te invitaban a pagar solidariamente por esas personas que no existen"; cosa que hicieron algunas escuelas "para no tener problemas", aseveró.
La titular de la Unefam aseguró que, con el aval de la Justicia, SOEME "embargaba las cuentas de las escuelas y nos sacaron plata". 
Además, Bandera recordó que no recibió ningún tipo de respuestas en sus gestiones ante el Ministerio de Trabajo de la Nación para pedir que intercedieran en el tema y que, en septiembre de 2017, recibió una última carta documento: "No voy a reconocer algo que no debo, de pagos de aportes de gente que yo no tengo", afirmó.
Las EFAs en la provincia funcionan merced a subsidios del estado provincial, a donaciones y aportes de las familias, por lo que, según Bandera, "nos provoca un gran perjuicio" los reclamos que hace el SOEME, ya que "la plata se usa para la alimentación de los chicos que viven ahí", manifestó.
Para finalizar, aclaró que hay un grupo de 10 escuelas que rechazan los reclamos del gremio y que "no vamos a pagar, aunque sea más fácil pagar por un fantasma y liberarse de la presión".