El robo de la botella de vodka con un valor de 1,3 millones de dólares

Sociedad 14 de enero Por
La botella está hecha de tres kilos de oro y de la misma cantidad de plata. Tiene un tapón con diamantes incrustados diseñado para imitar la parte frontal de un auto antiguo. Cuando la policía la encontró estaba dañada... y vacía.
11vodkaroboES-master1050

Estaba destinada a ser el secreto de un coleccionista, pero alguien lo descubrió, lo robó y, al parecer, se lo bebió: un secreto que el dueño describe como “la botella de vodka más costosa del mundo”.

La botella fue creada por Dartz Motorz, un fabricante de autos en Riga, Letonia; tenía un listón original de piel de 1912 perteneciente al primer auto de la compañía que participó en el rally de Monte Carlo.

La botella está hecha de tres kilos de oro y una cantidad igual de plata. Tiene un tapón con diamantes incrustados diseñado para imitar la parte frontal de un auto antiguo.

La habían tomado prestada y la habían colocado en el bar Cafe 33, en el centro de Copenhague, en medio de una colección de bebidas alcohólicas finas iniciada por Brian Ingberg, el dueño del establecimiento.

De acuerdo con el propietario, la botella estaba valuada en 1,3 millones de dólares. El vodka era ruso.

La botella, que se decía era única, era tan codiciada que apareció durante breves instantes en la tercera temporada de la serie de Netflix House of Cards. En el programa, el presidente ruso Viktor Petrov la presenta durante un brindis en honor de su homólogo estadounidense, Frank Underwood, interpretado por Kevin Spacey.

Durante el episodio, se mencionó que la botella tenía un costo de 750,000 dólares.

El 2 de enero un ladrón enmascarado se introdujo en el Cafe 33 con una linterna, husmeó alrededor y extrajo la botella de la colección de vodkas de Ingberg reunida a lo largo de un cuarto de siglo.

El robo apareció en los encabezados de todo el mundo. “La botella solía ser un secreto”, se lamentó Ingberg, “pero ya no lo es”.

No obstante, el viernes, luego de días de búsqueda, la policía anuncióque la botella de vodka más costosa del mundo había sido localizada y estaba golpeada… y vacía.

El envase se encontró en la entrada de una zona en construcción en Charlottenlund, un distrito opulento al norte de la capital danesa.


Una botella de vodka que presuntamente tiene un valor de 1,3 millones de dólares fue robada del bar Cafe 33 en Copenhague. La botella fue recuperada.

“No hay duda de que al ladrón le dio miedo”, señaló Ingberg en una entrevista reciente. “La colocó en ese lugar porque quería que la encontráramos”.

La policía de Copenhague afirmó en una publicación en Twitter que se estaba analizando la botella en busca de pistas y que no se daría mayor información al respecto.

Poco después del descubrimiento del envase, Ingberg dijo que un hombre lo había contactado asegurando saber quién tenía la botella y que el ladrón deseaba devolverla al coleccionista.

“Me dio la impresión de que pensó que estaba en problemas debido a que la policía y Leon en Rusia pretendían enviar personal a buscarla”, comentó Ingberg, refiriéndose a Leonard F. Yankelovich, fundador de Dartz y el verdadero propietario de la botella. “No es el artículo más divertido que alguien pueda poseer”.

Ingberg señaló que la botella, cuyo nombre oficial es botella de vodka Dartz y Russo-Baltique, se la había dado Yankelovich a modo de préstamo indefinido.

“Dijo que creía que este era el lugar correcto para la botella”, agregó Ingberg, y prosiguió diciendo que, más allá de su contenido, la botella era la razón por la que el robo había llegado a los encabezados de todo el mundo.

“Creí que se trataba de una broma de Año Nuevo, pero no lo era”, afirmó Yankelovich. Pero también señaló que tenía la impresión de que la botella regresaría: “Confío en el dios del vodka”.

Comentó que la botella se había fabricado hace dos o tres años y que el precio (que describió como “el valor histórico de la botella”) estaba basado en lo costoso de los materiales utilizados. “Es la botella de vodka más costosa del mundo”, sostuvo, y agregó que otras imágenes de botellas de vodka en línea que afirman ser más caras son falsas.

Ingberg describió el vodka, hecho con nieve derretida de los Alpes franceses, como “delicioso, suave y completo”, pero añadió: “Es difícil determinar el sabor de un vodka hecho a base de trigo”.

Afirmó que la ubicación de la botella en Copenhague era conocida por un número reducido de personas, pero puesto que el ladrón tenía una llave, se sospecha que pudo haber realizado una copia a partir de la llave de un empleado.

¿Y qué hay del contenido de la botella extraviada y localizada?

“Leon”, dijo, “prometió llenar la botella de nuevo”.

Te puede interesar