Chubut comenzará la temporada de esquila pre parto con protocolo de prevención de COVID-19

Región 29 de julio de 2020 Por Redacción
Las estancias de la zona costera van a ser la primeras que van a recibir a estas empresa con los protocolos de prevención COVID-19.
sector ganadero covid

El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de la Provincia, a cargo de Leandro Cavaco, a través de la Subsecretaría de Ganadería, acompaña la labor de las comparsas de esquila pre parto con protocolo de prevención de COVID-19.

Cabe recordar que desde marzo el sector agropecuario estuvo exceptuado, y desde el Gobierno provincial se trabajó junto a las empresas y productores para implementar las medidas de prevención de COVID-19 en los procedimientos de esquila.

Las estancias de la zona costera van a ser la primeras que van a  recibir a estas empresa con los protocolos de prevención COVID-19. En este sentido, ya se habilitaron cuatro empresas que están esquilando en Península Valdés y  Camarones.

“Queremos que sea una esquila lo más transparente posible, desde la  subsecretaría de Ganadería estamos abiertos para dialogar con los contratistas y productores en la medida que vayan surgiendo dudas sobre la implementación del protocolo”, sostuvo el director de Ovinos de la Subsecretaría de Ganadería, Ariel Aguirre.

Cuarentena para esquiladores

Desde la Subsecretaría de Ganadería, que conduce Verónica Iannini, hace varios meses empezaron a trabajar sobre la aplicación del protocolo, y junto a las autoridades sanitarias acordaron que si algún integrante proviene de algún lugar fuera de Chubut, pueda realizar la cuarentena de 14 días en el lugar de trabajo.

La cuarentena alcanza no solo a todos los integrantes de la empresa de esquila, sino también los peones, productores y familia si están compartiendo el mismo espacio de trabajo. Esto provocó la readecuación de las hojas de ruta de las empresas y definir dónde iniciar, ya que pueden cumplir este periodo trabajando.

Protocolo de prevención COVID-19

El protocolo incluye el distanciamiento social, tanto en el galpón de esquila como en los  tiempos de ocio, alimentación o descanso; la limpieza y desinfección de los medios de transporte y del equipamiento; la higiene personal, y no compartir mate, botellas, o utensilios personales.

El productor y el contratista deben acordar cómo va a ser el funcionamiento: “Todos deben cumplir con el protocolo para minimizar las posibilidades de contagio. Muchos de estos cambios podrían adoptarse de aquí al futuro como la mejora de las instalaciones, limpieza y desinfección”, concluyó Ariel Aguirre.

Te puede interesar