“La gente de la Meseta quiere tener una oportunidad para salir adelante”

Región 30 de septiembre de 2020 Por Redacción
Así lo afirmó Roberto Rodríguez, oriundo de Las Plumas. Trabaja en Santa Cruz como transportista petrolero. “Los controles deben ser estrictos, pero la explotación minera tiene que ser una realidad”, agregó.
Roberto Rodriguez

Roberto Rodríguez es oriundo de la localidad chubutense de Las Plumas, pero hace 13 años que trabaja en Río Gallegos, Santa Cruz, como transportista de petróleo. Es padre de tres hijos y desea volver con ellos a su pueblo, pero dice que hoy no hay futuro alguno. Manifiesta que la actividad minera es una salida y remarca que en Santa Cruz los controles medioambientales son severos. Además, recalca que generará el progreso en las ciudades cercanas y dejará infraestructura para la Meseta. 

“Si uno quiere progresar, lamentablemente se tiene que ir del pueblo. Yo me fui hace 13 años y cada vez que voy, no hay ningún cambio. Siguen con generadores para tener luz y cada vez menos jóvenes en la Meseta. Yo quiero volver, las raíces de uno no se cambian, pero con esta realidad no se puede. No hay oportunidades. Sería espectacular volver al lugar donde uno se crió, pero no es una posibilidad porque no hay ninguna fuente laboral”, manifestó. 

Añadió que “las cosas se tienen que hacer como corresponde y los controles tienen que ser estrictos pero la explotación minera tiene que ser una realidad. La gente de los pueblos del interior debe tener la posibilidad de crecer. Muchas familias no pueden mandar a sus hijos a estudiar porque apenas tienen para el día a día. Conozco a muchas personas que tuvieron que agachar la cabeza y hacer lo que podían”. 

Remarcó que los pueblos del interior se fundaron a través de la ganadería, pero hoy tampoco es una alternativa. “La actividad ganadera está cada vez peor: hay menos campos en funcionamiento, menor cantidad de cabezas de animales. Las generaciones que vienen en 30 años más no van a tener absolutamente nada”. 

Rodríguez sostiene que la resistencia que existe a la llegada de la minería se debe a la falta de información. “Hay temor por la contaminación, pero tampoco tienen información fehaciente. Hay actividad extractiva en Chubut y Santa Cruz y los controles son rigurosos. Además, el progreso no solo sería para la Meseta, abarcaría a las ciudades cercanas como Trelew y Madryn. Alrededor de la minería hay toda una cadena de trabajo. Se debe dar un debate serio y la creación de un ente regulador que controle. En mi experiencia laboral, he ingresado a las minas de Vanguardia y Perito Moreno y es impresionante el control medioambiental que existe”, aseveró. 

A su vez, mostró su apoyo a las manifestaciones de los vecinos de la Meseta. “La gente quiere tener una oportunidad para salir adelante. No es justo que un porcentaje de la sociedad prohíba el crecimiento de los vecinos. Si pasa un accidente, no hay ni siquiera insumos para salvar una vida. Acá en Santa Cruz, gracias a la minería, tienen hoy por hoy complejos hospitalarios importantes. Dejan infraestructura que fomentan el crecimiento de los pueblos. Espero que la minería en Chubut sea una realidad, para que uno pueda volver con su familia y también para que las próximas generaciones tengan un horizonte”, opinó.

Te puede interesar