“Se puede, con controles y cuidados, desarrollar una actividad tan noble como la minería”

Región 12 de noviembre de 2020 Por Redacción
Lo afirmó Javier Castro, secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) en Santa Cruz. Contó la experiencia de la actividad en su provincia, desde sus inicios, a partir de una decisión política de Néstor Kirchner, el entonces gobernador. Y lamentó que en Chubut no se haya tomado la decisión de desarrollar el yacimiento de plata más importante del mundo, ubicado en la Meseta Central.
Javier Castro foto

El secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) en Santa Cruz, Javier Castro, afirmó que “se puede, con controles y cuidados, desarrollar una actividad tan noble como la minería”, al comentar la realidad de la industria en su provincia y hacer alusión a la situación de Chubut, donde se encuentra el yacimiento de plata más importante del mundo aún sin explotar.

“En Chubut se encuentra el yacimiento de plata más grande del mundo, cerca de Gan Gan, de Gastre, pueblos que se han quedado casi en el tiempo. He tenido la oportunidad de conocerlos”, dijo Castro en una entrevista concedida a la emisora FM Tiempo en alusión a las localidades de la Meseta Central. 

“Como trabajador minero, no como dirigente sindical, considero que por indecisiones políticas y muchas cuestiones de fondo, no se ha podido generar este proyecto que, por sí mismo, puede generar tanta cantidad de empleo que tiene toda la provincia de Santa Cruz con sus 6 emprendimientos en marcha”, agregó, y cuantificó en 8.000 los empleados directos y en 10.000 los indirectos en su provincia.

  • ¿Qué puede decirnos sobre la discusión sobre la posible llegada de la minería a Chubut?
  • No voy a entrar en la discusión sobre si minería sí o minería no porque me parece banal. Lo que puedo hacer es contar que desde hace 23 años esta noble actividad se desarrolla aquí en la provincia de Santa Cruz. Y muchas personas que estaban condenadas a ser mano de obra barata en los trabajos en los que se presentaran, encontraron su lugar en el mundo, han crecido, se han podido desarrollar ellos y toda su familia, se han podido capacitar. Las comunidades han encontrado un aliciente ante tanta dependencia del Estado, se ha generado un circuito genuino económico a través de todo lo que genera la minería, no solamente con los salarios de los empleados sino con las actividades que ofrece para las pequeñas y medianas empresas. En pueblos alejados, condenados a esperar siempre alguna oportunidad del Estado, la minería llegó a dar una luz de esperanza con un montón de aciertos, y con un montón de errores que hay que mejorar. Pero considero que es una noble actividad que ha generado oportunidades para todos, que ha podido derrotar muchos mitos, como por ejemplo el del cianuro: Cerro Vanguardia trabaja con cianuro y jamás hubo ningún incidente. Y compañeros míos que trabajan allí, ninguno está con malformaciones ni con nada de ninguna de las barbaridades que a veces se dicen. Por eso nosotros no queremos convencer a los que piensan distinto que nosotros. Lo único que hacemos es contar la verdad de nuestros propios protagonistas.
  • Cuando ingresó la minería a Santa Cruz, ¿también hubo discusiones como las de Chubut?
  • Hubo discusiones, pero quedaron olvidadas en el tiempo, por las necesidades que había en comunidades que estaban a punto de que el último apagara la luz y desaparecieran porque no había absolutamente nada. Nos había castigado el volcán Hudson, la falta de inversión, nos habían castigado un montón de cosas. En mi pueblo, Puerto San Julián, que está en el centro de la provincia de Santa Cruz, y que hoy es la capital por excelencia de la actividad minera, teníamos 4.000 habitantes. Y si no trabajábamos en uno de los supermercados más grandes que hay, teníamos que trabajar en la Municipalidad. Y esa era toda nuestra proyección a futuro. La minería llegó para dar oportunidades para todos. En ese momento gobernaba la provincia un líder indiscutido que tomó el toro por las astas y generó el escenario de posibilidades, que fue ni más ni menos que Néstor Carlos Kirchner. Se generó un cambio rotundo, creó posibilidades para comunidades que estaban aletargadas, y casi destinadas a desaparecer. Las puso de pie, las levantó y hoy la discusión en la provincia de Santa Cruz después de haber mostrado tantas cosas, es qué tipo de minería hacemos. Y no si minería sí o minería no.
  • ¿De qué forma creció la zona a la que hace referencia, cercana a la minería?
  • Puerto San Julián tenía 4.000 habitantes y hoy debe rondar los 17.000. Creció la infraestructura, demográficamente, geográficamente, hay circuitos económicos genuinos que hacen que la gente se pueda desarrollar, hay desarrollo de proveedores, hay comercios nuevos, hay microemprendedores que tienen la chance de cumplir sus sueños. Hay mucha gente que se ha venido a vivir a intentar tener una oportunidad. Cuesta porque está muy demandada: la minería tiene hoy 8.000 personas trabajando de manera directa en Santa Cruz y unas 10.000 de manera indirecta, a partir de los servicios, comercios, y demás. Hay mucho para mejorar, porque la actividad todavía no desarrolla como quisiéramos a los proveedores locales, falta mucha mano de obra calificada en Santa Cruz y por eso invertimos mucho en capacitar a los jóvenes para que tengan ingreso directo, porque si no, a veces hay que salir a buscar la mano de obra calificada en otras provincias. Pero hemos crecido mucho. Yo fui uno de los primeros empleados que entró a Cerro Vanguardia en el año 1997, me desempeñé durante 10 años, así que conozco los inicios de la actividad minera. Después formamos la seccional del Sindicato y creo que es la más importante del país. Seguimos trabajando. No queremos convencer a nadie de que lo mejor que les puede pasar es la minería. Simplemente contamos historias de protagonistas, de peones de campo que llegaron a pedir trabajo a un yacimiento minero a caballo, y casi sin saber leer ni escribir y hoy ha encontrado su futuro, tienen su propia vivienda, no dependen del Estado en absoluto, tienen calidad de vida y tienen proyectos.
  • ¿En qué medida la minería ha aportado a la economía provincial?
  • Ha logrado generar un fideicomiso muy importante, un convenio por el cual las mineras aportan según sus ganancias a la provincia de Santa Cruz. Y después la Provincia determina dónde la invierte. Con eso se han hecho obras de infraestructura muy importantes no solo en las localidades donde se desarrolla la minería sino también en otras. Hay una discusión, que puede ser válida o no, de que puede ser mucho mayor el aporte. Pero que algo dejan y se están haciendo cosas, es cierto. Después el sector político tendrá que emprolijar las cosas. También es muy importante lo que aportan en impuestos. La discusión es cómo están distribuidos, porque de lo que va a Nación es poco lo que vuelve a las provincias. Santa Cruz es la principal productora de oro y plata en la Argentina, y es importante discutir las regalías que deja la actividad minera. Es otro marco para discutir. Pero es indiscutible que hay muchas cosas que se ven, que han quedado. Hay muchas cosas para mejorar y para seguir creciendo y esto no se logra de la noche a la mañana. La minería tiene apenas 23 años de desarrollo. Comparativamente con otras actividades industriales, estamos recién en los inicios.
  • En la mano de obra, ¿qué cantidad de gente de la localidad trabaja y cuánta es la mano de obra de afuera?
  • En los comienzos era mucha la cantidad de gente foránea, pero a lo largo de los años, con el trabajo sindical se ha logrado acomodar bastante. Aun falta, pero sí puedo decir que donde el yacimiento está instalado es muy fuerte el potencial. De los 17.000 habitantes, unos 5.000 deben ser la población económicamente activa, y unos 1.800 trabajan en la actividad. Es arriba del 35% de la población económicamente activa, es un impacto fuerte. Hoy lamentablemente estamos debatiendo la paralización de la actividad minera por el tema del COVID-19 que está avanzando mucho en Santa Cruz. La actividad minera genera circuitos económicos muy importantes que se podrían perjudicar en el caso de que se paralice.
  • ¿Cuál es el panorama que tiene la actividad en el marco de los protocolos y las medidas preventivas?
  • Desde el 3 de abril cuando nos dijeron que éramos actividad esencial, lo habíamos podido hacer con normalidad. Pero ahora el COVID-19 ingresó a los yacimientos, como era previsible en una pandemia. Ahora estamos trabajando con el Gobierno y la cámara empresaria para ver qué medidas podemos tomar y analizar todos los escenarios posibles. Pero primero está la salud de los trabajadores. Eso no es negociable.
  • ¿Cuál ha sido el rol del Gobierno Provincial en las cosas que se discuten en el ámbito de la minería?
  • Por algunos años he tenido diferencias pero en este último tramo, la verdad es que acompaña. Trabajamos en conjunto, en equipo, por sobre todas las ideologías políticas, tratando de pensar en que la minería es política de Estado. La gobernadora nos acompañó el año pasado a una de las ferias más importantes del mundo que se hace en Canadá, donde se pueden conseguir inversores para la provincia de Santa Cruz. La semana pasada hizo una recorrida en plena pandemia por los yacimientos mineros acompañada por el vicegobernador. La verdad es que estamos trabajando de manera conjunta para cuidar la actividad y desarrollarla de la mejor manera. La minería está dividida en muchas etapas, prospección, exploración, desarrollo y operación. Antes del momento en que las personas entran a trabajar hay un proceso que hay que proteger e incentivar para que luego cuando empiece el grueso de la gente a trabajar se discuta cómo nos desarrollamos, cómo capacitamos a la mano de obra local. Necesitamos reglas claras que permita que sea una ecuación en la que todos ganan.

Te puede interesar