“Es inconveniente y apresurado el tratamiento de la venta de tierras fiscales en la sesión extraordinaria del 12”

Chubut 06 de enero de 2021 Por Redacción
Lo manifestó el concejal de la UCR, Rubén Cáceres, al analizar el proyecto de ordenanza elevado por el Ejecutivo de Trelew para permitir la venta de 6 macizos compuestos por 33 lotes.
Cáceres Rubén

El concejal de la Unión Cívica Radical (UCR), Rubén Cáceres, manifestó su oposición al tratamiento del proyecto de ordenanza que la Municipalidad de Trelew elevó al cuerpo deliberativo para vender 6 macizos compuestos por un total de 33 terrenos, ubicados en la zona sur de la ciudad, con el objetivo de reunir fondos. El proyecto está incluido en la convocatoria a sesión extraordinaria que el intendente Adrián Maderna hizo para el próximo martes, 12 de enero.

“Creo que no están dadas las condiciones para tratar este proyecto en la sesión extraordinaria del 12 de enero”, dijo Cáceres, quien consideró “inconveniente y apresurado” por parte del Gobierno Municipal el tratamiento en la extraordinaria en la que también está previsto que se aborden otros expedientes que el edil calificó de “importantes”, al ser obras financiadas por Nación a través del Programa “Argentina Hace”.

Al explicitar las razones de su oposición a la venta de las tierras fiscales, Cáceres resaltó que se trata de reservas “que los propietarios de fraccionamientos y loteos se ven obligados a transferir gratuitamente al Estado Municipal para ser destinados a plazas, espacios verdes u otras finalidades de bien público en los barrios donde están localizados”.

Indicó en este sentido que “el propósito de la exigencia de las reservas no es el de ser vendidas por la Municipalidad para recaudar, para hacerse de recursos, sino prever un desarrollo urbano ordenado, con una planificación de las necesidades de los vecinos”.

Destino de los fondos

En este marco Cáceres dijo que, si bien “la venta de estos espacios para la construcción de viviendas es un proceso irreversible a futuro”, antes de avanzar con el proyecto es necesario “escuchar y darles amplia participación a los vecinos de los sectores involucrados, y tener completa certeza de que no se necesitan las tierras para plazas, parques, instituciones educativas, de seguridad, por citar algunos ejemplos”.

“Una vez que tengamos claro que la ciudad puede prescindir de estas 6 reservas fiscales -continuó- quedan varias cuestiones más que deben ser analizadas y resueltas, entre ellas a dónde se va a destinar el dinero recaudado por parte del Ejecutivo”.

Explicó que “el proyecto de ordenanza no establece nada al respecto”, ante lo cual opinó que “debe estar claramente especificado: no puede ir a Rentas Generales y gastarse en cualquier cosa”.

Sectores olvidados

Cáceres manifestó: “Hay sectores de la ciudad que están históricamente olvidados por el Municipio en materia de obras públicas, que en mi opinión deben tener atención prioritaria, como los barrios Oeste, Presidente Péron, Don Bosco, Progreso o Corrado, por citar algunos ejemplos”.

“Por otra parte -señaló- hay que considerar los precios a los que se pretenden vender las tierras”.

“Hay que tener en cuenta -dijo en este aspecto- que a estas reservas fiscales hay que lotearlas, mensurarlas, en algunos casos puede haber alguna cuestión de títulos que solucionar también, lo que lleva seguramente varios meses de trámites”.

“Mientras tanto -continuó- tenemos dos valuaciones inmobiliarias del mes de noviembre de 2020, una de ellas con tasaciones en pesos y la otra en dólares, sin precisiones sobre qué tipo de cambio se ha adoptado para esas cotizaciones. Y el Ejecutivo ha tomado la decisión de fijar el precio base en pesos, en un porcentaje del 70 % de esas valuaciones inmobiliarias”.

En el marco inflacionario y de inestabilidad cambiaria, Cáceres indicó: “Es indudable que dentro de unos meses estas valuaciones -que de por sí son muy bajas hoy- estén totalmente desactualizadas con relación al valor de mercado de los terrenos, pudiendo afectar el patrimonio de la ciudad”.

Te puede interesar