Falta de energía en Río Mayo y Gobernador Costa: Menna pidió que se declare la Emergencia y que actúe la Secretaría de Energía de Nación

Chubut 15 de enero de 2021 Por Redacción
Lo solicitó a través de un proyecto de Resolución presentado este viernes en el Congreso. Es por la grave deficiencia en la provisión de energía eléctrica, que genera además la falta de agua en localidades de la región.
Menna con vecinos Río Mayo

El diputado nacional Gustavo Menna presentó este viernes en el Congreso un proyecto de Resolución por el cual pidió que el Gobierno Nacional declare la Emergencia y que intervenga la Secretaría de Energía ante los graves problemas de provisión del servicio en Río Mayo, Gobernador Costa y las localidades aledañas.

Menna fundamentó la solicitud en el “desinterés e incapacidad manifiesta” de las autoridades provinciales competentes para darle una solución a los habitantes de la región.

La presentación del proyecto había sido anticipada por Menna luego de haber estado el jueves en Río Mayo, donde conversó con el intendente Alejandro Avendaño, con la presidenta del Concejo Deliberante, Ana Wolf, con la concejal de la UCR Cristina Sandoval, con la legisladora municipal del Frente de Todos Soledad Beztilnyj, y con vecinos que se manifestaban por la situación, provocada por la explosión de uno de los tres motores que abastecen de energía a la región, y por lo cual, además, se generó la imposibilidad de brindar el servicio de agua.

Ante ello, el diputado nacional solicitó al “Poder Ejecutivo Nacional la declaración de emergencia en la prestación del servicio público de energía eléctrica en los sistemas aislados y regionales no vinculados al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) existentes en Chubut y la intervención de la Secretaría de Energía de la Nación”, con el objetivo de “garantizar la provisión de energía eléctrica a los habitantes de las localidades afectadas por la falta de la debida y regular prestación del mencionado servicio público por parte de las autoridades provinciales competentes en la materia”.

Crítica situación

Menna enmarcó este problema en la crítica situación de Chubut, donde, dijo en los fundamentos del proyecto, “no solo se encuentran afectados los agentes públicos y jubilados provinciales en razón de que están cobrando sus salarios y haberes jubilatorios con más de dos meses de retraso y que aún no han percibido la mitad de ellos el medio aguinaldo de junio del año pasado y ninguno de ellos el de diciembre, sino que también la población padece la falta de prestación por parte del Gobierno Provincial de servicios básicos que el Estado debe garantizar”.

Explicó el legislador que “la mayoría de las localidades de Chubut, básicamente las del interior, no están vinculadas al SADI, con lo cual la generación de la energía para distribución se lleva a cabo bajo el formato de usina con motores a gas oil ubicadas en cada uno de esos pueblos y en dos sistemas interconectados regionales”.

Son, en total, 36 localidades cuyos habitantes, “a diferencia de la mayoría de los argentinos, no recibe la energía eléctrica que consumen del SADI, sino que dependen de sistemas precarios que funcionan a gas oil o a gas”.

En esas localidades, agregó Menna, “existen dos sistemas interconectados regionales, en los que se distribuye energía eléctrica generada en dos centrales termoeléctricas que aprovechan el gas que transporta el Gasoducto Patagónico que corre entre Cerro Dragón y Esquel”.

Se trata del sistema interconectado regional que distribuye la energía generada en la Central Gobernador Costa, y que se encuentra integrado por las localidades de Gobernador Costa, José de San Martín, Tecka, Río Pico y Aldea Viglione, de 3,6 MW de potencia instalada; y del sistema interconectado regional que distribuye la energía generada en la Centra Río Mayo, y que está compuesta por Río Mayo, Río Senguer, Ricardo Rojas, Aldea Beleiro y Lago Blanco, también con 3,6 MW de potencia.

Allí, repasó Menna, “desde hace más de tres años son recurrentes las interrupciones del servicio en muchas de las localidades con usinas, básicamente por la falta de pago en la provisión del combustible que mueve los motores de generación, y por falta de inversión en mantenimiento”.

Explicó además que ambos interconectados eran originalmente operados por la empresa Emgasud y luego por Genneia, con la que “se vino dando una acumulación de una deuda multimillonaria del Estado Provincial que terminó provocando que ambas centrales fueran estatizadas y pasaran a ser operadas por la Dirección General de Servicios Públicos dependiente del Ministerio de Infraestructura, Energía y Planificación del Chubut”.

Sin embargo, comentó, “las autoridades provinciales no llevaron adelante ni cumplieron con los servicios de mantenimiento de los motogeneradores de ambas centrales, lo que provocó la salida de servicio de la mayoría de ellos”.

Actualmente, la Central Gobernador Costa funciona con solo uno de sus motores y a menos de la mitad de su potencia instalada, lo que impide que pueda ser abastecida Aldea Viglione.

En tanto, en el caso de la Central Río Mayo, agregó Menna, “la falta de cumplimiento de los programas de mantenimiento y servicios, pese a ser advertido por los pobladores y autoridades locales, derivó en la explosión y destrucción de uno de sus motores el último 12 de enero” y, al estar fuera de servicio otro de los motores, quedó solo uno en funcionamiento, pero también a la mitad de su capacidad.

Sin servicio regular

Esta situación generó que desde el último martes “los habitantes de 5 localidades estén privados de un servicio regular ante la insuficiencia de un motor a la mitad de su capacidad para atender la demanda de todas ellas”.

Describió Menna que Río Senguer, Ricardo Rojas, Aldea Beleiro y Lago Blanco solo tienen servicio entre las 6 y las 10, cuando se interrumpe para proveer a Río Mayo entre las 10 y las 15 horas. “A partir de esa hora vuelven a recibir el servicio las otras cuatro localidades hasta las 19, cuando retoma Río Mayo hasta la medianoche”, dijo, lo cual “significa que los habitantes de Río Senguer dejan de tener energía a las 19. Y todas desde la medianoche”.

De manera complementaria, la falta de energía impide el bombeo de agua corriente, “con lo cual en el caso de los habitantes de Río Mayo han tenido también el inconveniente de la falta de provisión de agua potable”, manifestó, y mencionó que la gravedad de la situación se profundiza por el contexto de pandemia del COVID-19.

En este contexto, añadió, “los comercios y las familias padecen los inconvenientes del caso, la descomposición de los alimentos perecederos”, a lo cual se suma, por ejemplo, la presencia de personas con problemas de salud que requieren energía”.

“Ante esta situación, agravada porque los trabajadores de ambas centrales no han cobrado al día de la fecha sus sueldos de noviembre y diciembre, ni los aguinaldos de junio y diciembre, ninguna autoridad del Gobierno Provincial se hizo presente para dar explicaciones y, sobre todo, información sobre de qué forma se planifica remontar esta situación”, observó.

“Solo ha habido anuncios de que en estos días llegará un motor a gas oil alquilado, lo que además de dar lugar a una generación mucho más costosa, no garantiza en lo más mínimo la regularidad del servicio”, indicó.

Así, finalizó: “La desidia en el manejo del sistema provoca que deba acudirse a soluciones transitorias como el alquiler de equipos, con una erogación mucho mayor que la resultante de invertir en sostener y mantener la infraestructura existente”.  

Te puede interesar