Mena: “La zonificación es consecuencia de un proceso histórico, de un reclamo justo de las comunidades de la Meseta”

Chubut 04 de febrero de 2021 Por Redacción
Lo expresó el sindicalista minero Marcelo Mena. Destacó el potencial económico de la actividad y su efecto multiplicador sobre la economía provincial. También dijo que hay mucho desconocimiento sobre la actividad, e invitó a quienes se oponen genuinamente “a sentarse y debatir” .
Mena Asijemin (1)

Marcelo Mena, secretario general de la Asociación Sindical Jerárquico Minero (ASIJEMIN), sostuvo que el tratamiento del proyecto de zonificación minera que tendrá lugar mañana en la sesión legislativa extraordinaria convocada por el gobierno provincial, es atender “un reclamo necesario y justo para todo lo que es la Meseta del Chubut”. “Hablar de zonificación es hablar de un proyecto serio, en el que se escuchó a todas las partes, porque se va a zonificar una parte de la Meseta del Chubut, en donde se tienen en cuenta los parámetros de desarrollo. No se va a tocar la cordillera, como en su momento se pidió; no se toca la costa; en una zona en donde el único avance posible es la zonificación para un desarrollo industrial”, dijo el dirigente sindical. 

Añadió que “esto no es algo que se generó de un día para el otro. Es producto de un debate, de una construcción científica. Fue revisado por muchos profesionales para que tenga todo lo necesario para un proyecto de zonificación muy firme. Yo creo que es consecuencia de un proceso histórico, que se viene dando hace mucho tiempo, de un reclamo justo de las comunidades de la meseta”.

Consultado sobre cómo la actividad minera podía ayudar a esa región provincial, dijo que “la minería va a generar un impacto multiplicador. Yo lo conozco porque lo viví en San Juan, y otros lugares como Santa Cruz. Además de las fuentes de trabajo, lo que se genera también, y lo que hay que garantizar, es la economía regional. Organizando pymes y cooperativas, para que no sea solamente una cuestión de trabajo en términos de fuentes laborales, que va a ser muy importante, sino también desarrollo económico regional. Perfectamente pueden funcionar todo tipo de emprendimientos que directamente influirán en el aspecto económico de la meseta. Se pueden llegar a generar opciones desde el turismo, la industria, la gastronomía y otros. Eso es un despegue necesario. Se trata de generar fuentes de ingresos genuinos en el lugar, en donde las inversiones van a quedar ahí y el mismo impacto económico queda en la región. Por eso hay que incentivar la generación de emprendimientos localizados en la meseta y que la gran mayoría de la mano de obra sea de la región, y se produzca un efecto multiplicador”.

Mena agregó que el resultado del desarrollo de la actividad también influiría en el conjunto provincial: “En la provincia también va a generar un efecto multiplicador. Sabemos perfectamente lo que significan las regalías de los impuestos, lo que significa desarrollar lo que es la industria en general, como ha beneficiado a provincias como San Juan, Santa Cruz, Salta, Catamarca. Acá lo importante es que la provincia genere las legislaciones suficientes para el día de mañana. Esto es una cuestión dinámica que va a ir creciendo día a día. Lo importante es no olvidarse lo que significan las comunidades y generar los controles necesarios. La provincia tiene la oportunidad de generar un ingreso genuino, que además proviene de una industria que genera empleo en blanco, con sueldos dignos. Y lo que eso significa como efecto multiplicador. Impacta directamente en el comercio, en el turismo, en la economía familiar. Van a ser más de 4.000 familias que van a estar trabajando en la actividad minera y eso va a generar un efecto derrame sobre toda la economía de la provincia. Eso es avance y progreso; en donde la gente de la meseta y de toda la provincia pueda tener un trabajo digno, y generar también una economía fuerte”.

 

“Acá lo que está en juego es el bien general”

También opinó sobre los motivos de los cuestionamientos a la actividad, y señaló que “hay mucho desconocimiento sobre la actividad minera. Nosotros siempre decimos que no queremos la minería de otros siglos, queremos la minería del siglo XXI. Con fuertes controles, transparente. Que sea una casa de cristal, que todo el mundo pueda mirarla y ver qué se está haciendo. Más allá de eso, hemos visto que también aquí se mezcla la cuestión política. Porque a partir del oportunismo se mezclan elecciones, ambiciones personales y muchas cosas que dañan. Hablan de la meseta, el progreso, la humildad, lo popular, pero jamás miran lo que le está pasando a la gente de la meseta. La declaración del PJ de Chubut que encabeza Linares es realmente muy triste. No apoyar este proyecto por estar simplemente en contra de lo que ha previsto el gobernador, es irrisorio. Ser dirigente, de cualquier índole, significa no anteponer los intereses propios por encima del bien general. Acá lo que está en juego es el bien general”.

En esa línea, indicó que “lo que tenemos que hacer es informar, hacer partícipes inclusive a aquellos sectores que están en contra por una cuestión ideológica, y cuando se plantea esa oposición hacerlo con fundamentos reales, no con mentiras e inventos, ni con violencia ni con aprietes. Necesitamos generar este diálogo”. 

Para Mena la minería puede aportar al crecimiento nacional. “Una minería pujante, nacional, significa un crecimiento real. Y necesitamos trabajar, exportar, crecer. La minería es una oportunidad en ese sentido; no es la gran salvadora, pero es un engranaje más y todas las industrias y factores de crecimiento son importantes. Lo tenemos que hacer con responsabilidad y con grandes controles”, precisó.

El dirigente opinó también sobre las voces que se oponen, y señaló: “A los que se oponen con oportunismo, hay que decirles que ese no es el camino; que dejen de utilizar esa forma para su crecimiento personal. No debe pasar ni permitirse bajo ningún aspecto. A los que se oponen por una cuestión ideológica, hay que convocarlos a debatir. La dialéctica es importante. Sentémonos con conocimiento, con información, y debatamos. Y que sean parte de todo esto. Porque tampoco se trata de dejar que esto caiga y que esto realmente se destruya por una cuestión simple. Nosotros pretendemos lograr una minería para todos, y por eso lo queremos hacer a través de la discusión. Ojalá que podamos arribar a un consenso. No se pueden aceptar aprietes ni maniobras, ni mucho menos la violencia. No se puede tener un diálogo con violencia”. Y concluyó: “Acá lo que tenemos que hacer es sentarnos seriamente todos, quienes queremos la generación de fuentes laborales y la minería para las comunidades, y quienes defienden ideas genuinamente”.

Te puede interesar