“Si no producimos riqueza, no vamos para adelante como provincia”

Chubut 18 de febrero de 2021 Por Redacción
Lo dijo José María Molina, presidente del Colegio de Ingenieros de la provincia, en referencia a la posibilidad de desarrollar la minería en la Meseta Central.  Valoró la convocatoria oficial al debate y analizó la realidad de la región. 
José María Molina (Facebook)

El presidente del Colegio de Ingenieros de Chubut, José María Molina, valoró el documento difundido días atrás conjuntamente por el Colegio Argentino de Ingenieros en Minas (CADIM) y el Comité Asesor Permanente para el Ejercicio de la Geología (CAPEG). Molina reflexionó que “el documento de la CAPEG y CADIM lo que hace es contestar un documento rotulado, pero no firmado, del CENPAT, sobre algunas consideraciones que son poco científicas; aparte de no firmarlo no da demostraciones de un profundo conocimiento de la problemática de la minería”. “

“Creo que lo que hace el documento de respuesta es defender lo que la actividad propia de los geólogos y los ingenieros en minas, frente a esta gran discusión que se ha planteado y que viene de largo, el desarrollo de la minería, que es una actividad que está contemplada dentro de la Constitución Nacional y la provincial, como actividad productiva, y una respuesta del no a la minería que no tiene sustento técnico, eso es lo más grave”, indicó el profesional en declaraciones a la emisora LU17. Añadió que “a mí me parece que el documento que han hecho CADIM y CAPEG es muy claro, está respondido punto por punto el documento que lleva el membrete del CENPAT, sin firma. Ellos están defendiendo su actividad profesional, para eso los formó la universidad. ¿La universidad forma geólogos para qué? Para trabajar en minería”, precisó. 

En referencia a la convocatoria realizada hace algunas semanas para continuar con el debate sobre la actividad, Molina detalló que “Esto es una situación que se produce ahora por el llamado que hace el gobierno provincial a distintas partes. A nosotros como Colegio de Ingenieros nos convocó a la primera reunión; no concurrir es una falta de respeto y una desconsideración hacia quien está abriendo el diálogo, independientemente del color político, ideológico, religioso, que tenga. Si alguien me invita a conversar y a opinar con algún conocimiento, uno tiene que ir. Si no, estamos en la selva. Así que yo creo que todos lo que han participado y seguirán participando en este tipo de eventos esclarecedores, tienen que ir, tienen que manifestar su opinión, tienen que conformar documentos, y en tal caso tienen que contraponerse a lo que está descripto con fundamentos”. El dirigente sectorial agregó que “esta es una convocatoria de los poderes de la provincia, porque en esa reunión también había diputados. Si el gobierno a través de sus representantes, que fueron elegidos y ganaron la elección, convoca, uno tiene que ir, por más que no esté de acuerdo”. 

Molina dijo que en la oposición a la minería intervienen otros factores. “Yo creo que acá se mezcla todo y se utiliza la oposición a la minería como una herramienta de resentimiento contra el poder Ejecutivo; se utiliza un convencimiento religioso sobre una idea totalmente errónea. Se han instalado varios temas: uno es la cantidad de polvo que se emite al ambiente. Si vamos a ese punto, tuvimos tres erupciones volcánicas en los últimos veinticinco años. La cantidad de polvo, ceniza y gases, y elementos químicos inorgánicos que se lanzan a la atmósfera y al suelo, es inmensamente mayor que lo que puede producir una explotación minera a cielo abierto. Porque aparte el polvo se puede mitigar con un rociado de las superficies que están afectadas por la excavación. Y así varias cosas. El agua, como está descripto en el documento base, se utiliza un agua de una profundidad grande, fuera de lo que es la napa freática, fuera de lo que son las primeras capas subterráneas, y aparte son aguas de un alto contenido salobre, la cuenca subterránea del Sacanana es muy grande, es de dos a tres veces el volumen del embalse del Dique Ameghino”, detalló el profesional, desde la perspectiva y visión técnicas. 

La generación de riqueza y la situación de la Meseta

En términos conceptuales, Molina fundamentó su postura: “Mi convencimiento es la producción. Yo creo que hay que producir para generar riqueza, si no lo hacemos no vamos hacia adelante como provincia”, para luego agregar que “yo nací en la provincia del Chubut. Mi familia hace más de cien años que está en la provincia. Yo recuerdo cuando era chico, la población rural alcanzaba el 40%. Había más gente dispuesta a hacer trabajos rurales que la que hay ahora. Ahora conseguir un peón de campo, no se consigue. Los campos se han ido despoblando y el caso de los departamentos de la Meseta, son zonas rurales con escasas posibilidades. Si vamos a estos lugares, es una zona que carece de suelo. La constitución de un suelo no es una actividad de amontonar tierra. Un suelo se produce con el tiempo, con el aporte del viento y granulometrías, y se va asentando una superficie que es de cultivo. En esa zona hay parajes que son completamente rocosos y sin suelo. Yo creo que la gente de esa zona está afincada, y los que van quedando son gente grande, y eso se va despoblando sin ninguna otra posibilidad. Otro ejemplo que tenemos a la vista es la explotación de los yacimientos mineros en la provincia de Santa Cruz, que hace veinte años que están funcionando”, concluyó el presidente del Colegio de Ingenieros. 

Te puede interesar