El Gobierno provincial recuerda la importancia de la Prevención y la Detección Temprana del Cáncer de Mama

Sociedad 19 de octubre de 2021 Por Redacción
Es fundamental tener en cuenta que las mujeres pueden acceder a controles de calidad en los Hospitales de cabecera de la localidades de Comodoro Rivadavia, Trelew, Esquel, Puerto Madryn, Rawson, El Maitén y Gaiman, los cuales que cuentan con Mamógrafos propios y personal especialmente calificado para la realización de Mamografías de alta calidad diagnostica.
cancer de mama

En ocasión de conmemorarse el Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, y teniendo en cuenta, justamente, que el 19 de octubre es el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, el Gobierno del Chubut recordó a toda la población de la provincia la importancia de la detección temprana de esta enfermedad, a través del acceso a los controles, diagnósticos y tratamientos oportunos que garantiza el sistema sanitario chubutense.

En tal sentido, el Ministerio de Salud, que conduce Fabián Puratich, a través de la Dirección Provincial de Promoción y Prevención de la Salud, señalaron que los distintos establecimientos hospitalarios de las localidades de Comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto Madryn, Esquel, Rawson, El Maitén y Gaiman cuentan con mamográfos propios y personal especialmente calificado para la realización de mamografías de alta calidad diagnóstica, enfatizando el hecho de que los Hospitales de Trelew y Puerto Madryn poseen, además, una Acreditación en Calidad al Servicio de Mamografías, otorgada por el Instituto Nacional del Cáncer (INC).

Cáncer de mama y factores de riesgo

Consultada al respecto, la directora provincial de Promoción y Prevención de la Salud, Maite Stemberg, explicó que “esta enfermedad es causada por la multiplicación anormal de las células de la mama que forman así un tumor maligno, y por lo tanto puede afectar a cualquier mujer, aunque las posibilidades de que aparezca se incrementan con la edad”.

“Si bien se desconocen las causas exactas del cáncer de mama, sí sabemos que existen ciertos factores que aumentan su riesgo de incidencia: ser mayor de cincuenta años, tener antecedentes personales de cáncer de mama o de enfermedad preneoplásica de mama, poseer antecedentes familiares de cáncer de mama, haber recibido de manera previa un tratamiento con radioterapia dirigida al tórax, o haber pasado por una terapia de reemplazo hormonal”, refirió Stemberg, agregando que “son factores de riesgo también el haber tenido un primer parto a edad avanzada o no haber engendrado hijos, y el hecho de haber tenido la primera menstruación a una edad temprana”.

Además, la referente provincial aseguró que “el cáncer de mama hereditario representa sólo alrededor del 5-10% de todos los casos de este tipo de enfermedad”, y añadió que “la presencia de cualquier síntoma implica que la persona ha salido de la etapa inicial o asintomática”.

“El signo más frecuente es, sin ningún tipo de duda, la palpación de un tumor, nódulo o dureza en la mama” explicó Stemberg, destacando que “el principal aliado que tenemos en la lucha contra esta enfermedad es la mamografía, mediante la cual es posible detectar la presencia del cáncer incluso cuando el nódulo todavía no es palpable, y esto es muy importante porque nos permite recurrir a tratamientos menos agresivos que los que se realizan cuando la sintomatología está más avanzada”.

Incidencia de la enfermedad

Asimismo, la directora provincial de Promoción y Prevención de la Salud detalló que “este tipo de cáncer es el más común entre las mujeres de todo el mundo, y  la principal causa de muerte por cáncer en mujeres argentinas y en nuestra propia provincia”, pero añadió también que “si se detecta a tiempo es una enfermedad curable”.

“La detección temprana del cáncer de mama aumenta las posibilidades de cura”, enfatizó Stemberg, recomendando para ello la realización periódica de mamografías, y señalando que “todas las mujeres entre los 50 y los 69 años de edad, aun cuando no tengan antecedentes personales ni familiares de cáncer de mama, deben realizarse una mamografía cada uno o dos años”.

Prevención

Finalmente, cabe destacar que existen ciertas pautas de vida saludable que pueden favorecer la reducción del riesgo de enfermar de cáncer, entre las cuales se destacan la alimentación rica en frutas, verduras y legumbres y baja en grasas y carnes rojas; la actividad física regular; el mantenimiento de un peso corporal acorde a los índices normales; la disminución de la ingesta del alcohol; y el no consumo de tabaco, entre otros.

Es importante recordar que algunos tipos de cáncer en sus etapas iniciales pueden no causar ningún tipo de síntoma, pero si se detectan de forma temprana tienen una alta posibilidad de curación.

Por este motivo, resultan siempre muy recomendables los estudios preventivos: así, las mujeres a partir de los 25 años deberán realizar de forma periódica un examen de Papanicolaou (PAP), y a partir de los 50 una mamografía; mientras que tanto las mujeres como los varones mayores de 50 años tienen que realizarse un test de sangre oculta en materia fecal.

Te puede interesar