Los minerales industriales, imprescindibles en nuestra vida diaria

Sociedad 29 de julio de 2017 Por
La geología tiene múltiples aplicaciones en nuestra vida cotidiana, eso es indudable a estas alturas, y dentro de ella podemos encontrar un sinfín de minerales en nuestro entorno. De hecho los productos que obtenemos por minería podemos dividirlos en dos tipos en función del uso que le vamos a dar: los que empleamos para la obtención de un elemento químico, como son los minerales mena de elementos metálicos; y los que se utilizan por sus propiedades, los denominados minerales (y rocas) industriales. Esta nota del blog GeologicalMan se centra en estos últimos, qué son y cuáles son algunos de los usos que les damos.
minerales-industriales

¿Qué es un mineral industrial?

Los minerales industriales son aquellos minerales que se utilizan por sus características físicas o químicas. En algunos casos requieren de un tratamiento previo antes de ser empleados, pero en otros se pueden usar en su estado natural, directamente nada más extraerlos de la tierra. Los minerales industriales se emplean en una gran cantidad de industrias, muchos de ellos para la fabricación de productos que usamos o nos rodean a diario como son el vidrio de las ventanas, los ladrillos de las construcciones o el papel que usamos. Tal es su versatilidad que la mayoría de las cosas que tenemos a nuestro alrededor están formadas por minerales industriales o han sido fabricadas gracias a alguno de ellos.

El empleo que le demos a un mineral industrial va a depender de dos factores principalmente: de la tecnología que haya en un momento dado y de las propiedades físicas del mineral. La tecnología nos sirve para encontrarle una aplicación concreta, de manera que un mineral que en el pasado carecía de uso en el presente bien puede ser utilizado para alguno de los numerosos aparatos de las nuevas tecnologías. Incluso hay minerales industriales que también son empleados como minerales mena, por lo que la división en este sentido es un poco difícil de determinar. En cualquier caso tenemos minerales industriales que son empleados como refractarios porque son capaces de resistir altas temperaturas (espinelas), otros como abrasivos por su elevada dureza (corindón o diamante), otros son muy utilizados en el mundo de las pinturas por las coloraciones que dan (rutilo e ilmenita son la base de los pigmentos blancos), algunos son empleados para cableado por su elevada conductividad (el oro o el cobre) e incluso hay minerales industriales que son utilizados como correctores del sueloen agricultura (calcita y dolomita).

La calcita (izquierda) y el oro (derecha) son dos perfectos ejemplos de minerales industriales muy empleados en múltiples industrias

Antes hemos mencionado minerales y rocas industriales, y es que el sector no solo trata los minerales. En este sentido debemos tener en cuenta que las rocas industriales son, como su propio nombre indica, rocas que son empleadas por sus propiedades físicas, no para la obtención de un elemento químico o de energía. Hasta el año 2005, dentro de ellas se consideraban las llamadas rocas ornamentales, como el mármol o el granito, empleadas por su aspecto y que actualmente son tan habituales encontrarlas revistiendo y decorando las fachadas de algunos edificios, o formando las encimeras de nuestras cocinas o incluso las barras de algunos bares. Pero tal es su importancia que actualmente se suelen considerar aparte, aunque insisto, en cualquier caso no se trata de minerales y por ello no las vamos a ver aquí.

Minerales industriales en nuestra vida

Construcción: El mundo de la construcción está lleno de minerales industriales que son empleados para muy diversos fines. Los ladrillos y las tejas, pero también las baldosas, los azulejos o los vidrios (vidrio y cristal son en realidad conceptos opuestos, ya que el vidrio es amorfo mientras que un cristal tiene un ordenamiento interno muy concreto), son productos cerámicos. Todos ellos están fabricados a partir de arcillas, de manera que según el tipo de arcilla y el método empleado en su fabricación se van a tener diferentes materiales idóneos para diferentes funciones. También el cemento que se utiliza para “unir” ladrillos tiene una base mineral, concretamente de carbonato cálcico, y el yeso es sencillamente un mineral, un sulfato de calcio hidratado. Como podéis ver el mundo de la construcción está lleno de minerales industriales, minerales que nos rodean constantemente al formar los lugares donde vivimos y trabajamos, pero como veremos no son los únicos de nuestro entorno.

Casa y trabajo: Si dejamos de lado todos los elementos de construcción, en nuestra casa y nuestro trabajo también tenemos una gran cantidad de minerales industriales. La pintura de las paredes o parte del mobiliario, en especial el de la cocina (encimeras) y el del baño (sanitarios, lavabos, bidés), tienen entre sus componentes este tipo de minerales. Pero si nos centramos en los productos que usamos a diario, la porcelana de los platos es un producto cerámico que de nuevo tiene arcilla (caolín) y feldespato en su composición, la pasta de dientes lleva calcita o diatomita como abrasivo para ayudarnos a eliminar los restos de comida, los cosméticos llevan talco y algunos además micas, los detergentes tienen sulfato sódico como principal relleno (para aumentar el volumen) e incluso los limpiadores de cocina tienen minerales industriales (carbonato cálcico o cuarzo según sea su uso). También tienen minerales industriales entre sus componentes cualquier tipo de papel (arriba podemos ver la imagen de un papel bajo el microscopio óptico en el que se identifican varios granos minerales), las puntas de los lapiceros están hechas de una mezcla de grafito y arcilla y las tizas antes eran de yeso pero ahora son de carbonato cálcico. Múltiples minerales para múltiples usos y funciones.

Alimentación: Este punto a veces cuesta un poco más comprender, y es que es difícil hacerse a la idea de que TODOS los días comemos minerales, pero así es. No debemos olvidar que la sal que utilizamos como condimento es en realidad un mineral llamado halita (izquierda un cristal de halita), pero es que también el pan lleva pequeñas porciones de yeso, para la elaboración del vino se emplean varios minerales, ya ni hablar de los complementos minerales que utilizamos en muchos casos, que no se llaman así por casualidad. Incluso en algunas regiones de Los Andes consumen un tipo de arcilla como una especie de “salsa”.

Medicamentos y farmacia: La mayoría de fármacos contienen también minerales industriales, que pueden estar por diversos motivos. Algunos de ellos son el propio principio activo, el auténtico medicamento, ya sea porque sirven de protectores intestinales y/o dermatológicos (algunas arcillas), porque aportan cationes esenciales para el organismo o porque al ingerirlos inducen cambios beneficiosos en un momento dado (algunos son empleados como astringentes o como laxantes). Pero otros minerales están en los medicamentos como excipientes inertes, es decir, forman la parte que sirve para acompañar al principio activo.

En otros aspectos de nuestra vida: Si hablamos de minerales en nuestra vida no podemos olvidar a las nuevas tecnologías. Los móviles, los ordenadores y los televisores tienen una gran cantidad de componentes que son minerales industriales o han sido fabricados con alguno de ellos: la fibra óptica y los chips (sílice), el cableado (oro y cobre), las pinturas resistentes de los coches… Todos ellos nos recuerdan lo importantes que pueden llegar a ser los minerales en nuestra vida.

Consideraciones finales

Los minerales industriales son muy importantes en nuestra vida cotidiana, de eso no hay duda. No obstante muchos de ellos no son estrictamente minerales, ya que en muchos casos es mejor fabricarlos en un laboratorio que emplear los que extraemos de una mina (por rentabilidad, por requerimientos de pureza muy elevados). En esos casos no deberíamos hablar tanto de minerales como de especies minerales, ya que hay que recordar que en la definición de mineral queda muy claro que han de ser de origen natural. En cualquier caso los minerales industriales son de gran interés y por ello la industria de su explotación goza de gran prestigio. España es el único productor en Europa de varios minerales industriales de interés (sulfato sódico, feldespato y celestina), el primero del mundo en producción de sepiolita, el segundo en producción de celestina (sulfato de estroncio) y el quinto en producción de yeso (sulfato de calcio hidratado), lo que hace que esta industria tenga especial importante en nuestro país. Así que ya sabéis, cuando veáis algo que esté fabricado, pensad que muy probablemente tenga algún mineral industrial entre sus componentes.

Te puede interesar