Cacho Castaña suspendió funciones en Mar del Plata por "amenazas de escrache"

Espectáculos 24 de enero de 2018 Por
Lo dijo el abogado del cantante, Fernando Burlando, a través de un comunicado de prensa. Castaña es objeto de crítica luego de que dijera “si la violación es inevitable, relájate y goza” en un programa de TV.
Cacho Castaña
Cacho Castaña

El abogado del cantante Cacho Castaña, Fernando Burlando, emitió un comunicado de prensa en el que explicó que los conciertos que brindaría hoy y el 7 de febrero en el teatro Radio City de Mar del Plata fueron suspendidos no por cuestiones de salud, como informó el productor Lino Patalano en un primer momento, sino para preservarlo de las “amenazas de escrache”.

El cantante de 75 años es objeto de la crítica de organizaciones feministas y que luchan contra la violencia de género luego de una reprobable frase pronunciada durante una entrevista televisiva en vivo: “Si la violación es inevitable, relájate y goza”.

“En medio del linchamiento mediático al que es sometido y para preservar a su público ante amenazas de escrache, Cacho Castaña suspende sus actuaciones en Mar del Plata”, dice el comunicado difundido anoche por el abogado de Castaña, en el que explicó que las “cuestiones de salud” por las que debía cancelar sus shows “están directamente relacionadas con la angustiante situación que vive desde el momento en que tuvo aquel desgraciado comentario”.

Burlando explicó que el médico de cabecera del cantante “le ha recomendado no exponerse al esfuerzo que significan ambas presentaciones aún cuando esto le causa un dolor mayor que es el de no poder encontrarse con su público".

“Llama la atención que personas que enarbolan banderas de tanta solvencia moral estén demostrando que están dispuestas a comerse a los caníbales”, continúa el comunicado, en referencia a las organizaciones sociales que planeaban manifestarse en las inmediaciones del Radio City.

Además, el letrado mediático aseguró que aquella frase “de ninguna manera representa cabalmente, de manera literal, su verdadero sentimiento ante un delito aberrante como la violación” y que no fue más un dicho de “un ser humano que erró”.