La Cámara de Diputados aprobó en general la legalización del aborto por 129 votos a favor contra 125 por la negativa

Argentina y el Mundo 14 de junio de 2018 Por
Ahora el proyecto fue girado al Senado. Entre los senadores que aún no se manifestaron se encuentra la expresidenta Cristina Kirchner, aunque el jefe del bloque que integra, Marcelo Fuentes, ya adelantó que él votará a favor.

La Cámara de Diputados aprobó hoy en general por 129 votos a favor y 125 en contra, con una abstención, la legalización del aborto, en medio de los aplausos de los legisladores que impulsaron el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14, y comenzó a debatir cada artículo en particular.

Luego de más de 23 horas de debate, la Cámara baja logró aprobar el proyecto y se encuentra discutiendo en particular la iniciativa que consta de 22 artículos.

Si bien inicialmente el tablero había marcado 131 votos favorables contra 123 en contra dentro del recinto, finalmente la votación resultó 129 contra 125, debido a que dos de los votos fueron mal registrados y se debió corregir el sentido de ambos sufragios.

Tras la aprobación de cada artículo en particular, el proyecto fue girado al Senado, donde deberá seguir el mismo trámite, con la discusión en comisión de la iniciativa antes de llegar al recinto para eventualmente, y de contar con los votos necesarios, convertirse en ley.

En el Senado, al menos 27 senadores ya se pronunciaron en contra de la propuesta y 17 expresaron públicamente su postura a favor de un total de 72 integrantes de la cámara alta.
La mesa de entradas de la Cámara deberá dar traslado a las comisiones de Salud y de Legislación General, presididas por los senadores Mario Fiad (Cambiemos) y Rosa Iturrez de Capellini (Frente Cívico por Santiago).
Si bien aún no está determinado qué comisión sería cabecera, también se le daría traslado a la comisión de Justicia y Asuntos Penales, que preside el peronista Pedro Guastavino.
Fuentes parlamentarias dijeron a Télam que la idea es promover "un debate serio y responsable" y convocar a especialistas y funcionarios de la misma manera en que se caracterizó la discusión en la Cámara baja. 
En tanto, la indefinición de 28 senadores que prefirieron no dar aún a conocer su opinión demuestra que el proyecto con media sanción de la Cámara de Diputados no tendrá un trámite express.
Entre los senadores que aún no se manifestaron se encuentra la ex presidenta Cristina Kirchner, aunque el jefe del bloque que integra, Marcelo Fuentes, ya adelantó que él votará a favor por lo que no se descarta que la ex mandataria vote en sintonía con su espacio político, Unidad Ciudadana.
Los senadores que ya se expresaron en contra de la norma fueron el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo y sus pares de Cambiemos Esteban Bullrich, Gladys González y Silvia Elías de Pérez. 
La propia vicepresidenta Gabriela Michetti, aunque no vota, organizó esta semana un acto para rechazar la despenalización del aborto, en el que fue acompañada por cuatro ministros del gabinete nacional y legisladores de su espacio como Marta Varela e Inés Brizuela. 
Entre los senadores que expresaron públicamente su apoyo a la norma fueron el jefe de los senadores del peronismo, Miguel Pichetto; el jefe de los senadores del PRO, Humberto Schiavoni, y el jefe del interbloque de Cambiemos, Luis Naidenoff, que, incluso, había promovido el llamado a una consulta popular para definir el tema. 
Los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y María Eugenia Catalfamo, que aparecen entre quienes se oponen a la despenalización, también presentaron proyectos para promover un referendum y que sea la sociedad la que se exprese.
Además, Rodolfo Urtubey, hermano del gobernador de Salta, fue uno de los senadores que cambió de postura y si bien en principio rechazaba la legalización en los últimos días se alineó con la postura de su hermano y votaría a favor.