El municipio de Rawson firmó un convenio con una empresa para tratar los residuos provenientes de la poda

Sociedad 11 de agosto de 2018 Por
La firma Arcante S.A recibirá en comodato una chipeadora que le permitirá procesar las casi 25 toneladas anuales de residuos forestales, generados por la poda del arbolado público en la ciudad.
006 - Ana amtao - Firma comodato

La Municipalidad de Rawson, a través de la Secretaría de Producción y Medio Ambiente, firmó este viernes un convenio con la firma Arcante S.A para tratar los residuos provenientes de la poda.

Mediante la rúbrica, la empresa recibirá en comodato una chipeadora municipal que le permitirá procesar las casi 25 toneladas anuales de residuos forestales que se generan por la poda del arbolado público en la ciudad de Rawson.

La secretaria de Producción y Medio Ambiente, Ana Amato, sostuvo al respecto: “Firmamos un convenio de colaboración con la empresa que actualmente está a cargo del proyecto de reutilización de residuos sólidos pesqueros y trabaja con todas las pesqueras de la ciudad. Creemos que con esto hemos dado una solución ambiental a un problema proveniente de la principal actividad económica que tiene la ciudad. Para nosotros es un hito que se marcó el año pasado cuando se hizo la prohibición del enterramiento”.

“En ese camino de construir una alternativa, desde el municipio aportamos una chipeadora, que teníamos en el Vivero Municipal y que estaba sin operar debido a los requerimientos técnicos que demanda; por eso a cambio de poner en marcha la chipeadora la empresa nos va a realizar el tratamiento de los residuos de poda que hoy por hoy se están quemando y se pierden”, remarcó la funcionaria.

Y agregó: “Para nosotros es una alegría muy grande porque esto no está dando una respuesta sustentable a un problema que teníamos con los residuos de la pesca y a partir de eso generar otras alternativas de desarrollo para la ciudad”.

Por su parte, Daniel Nogales, representante de la firma Arcante S.A, explicó que “el residuo de la poda nos sirve a nosotros para chipiarlo, que sería procesarlo hasta reducirlo a pedazos muy chicos, y poder mezclarlo con residuos orgánicos derivados de la pesca. De esta manera podemos generar compost o humus que será utilizado posteriormente para abonar los suelos”.

“La cantidad de residuos derivados de la poda en Rawson es de alrededor de 25 toneladas anuales. Esto, al aplicarlo a los residuos de langostinos que son una gran cantidad, se puede obtener casi 300 toneladas de un humus estabilizado, los cuales se pueden comercializar o ceder a las chacras de la zona para que tengan tierras más fértiles y poder producir”, concluyó Nogales.