“Hay muy poco compromiso de gobernadores e intendentes para la reducción del déficit”, reprochó un ministro nacional

Economía 04 de septiembre de 2018 Por
Dante Sica llamó a hacer “un esfuerzo entre todos”; y pidió a las provincias que se sumen a las leyes de la competitividad: “Sabemos que es complejo porque muchos sectores no quieren perder posiciones”.
dante sica

El ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, sostuvo que “el gran desafío que tenemos por delante es terminar con la volatilidad que ha tenido el producto bruto en los últimos años y que nos ha hecho perder gran parte del potencial que la economía argentina podría tener”.

“Es clave bajar el déficit fiscal para poder bajar la inflación y que permita a las empresas crecer y desarrollarse”, afirmó Sica, y explicó: “Tuvimos que tomar medidas que no hubiésemos querido tomar, como las retenciones que estamos poniendo en forma temporal es una señal para lograr el equilibrio fiscal. Sabemos que es una medida dura, pero esto nos va a permitir tener más solidez y avanzar en un proceso de estabilización”.

En la 24° Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina (UIA), el ministro llamó a hacer “un esfuerzo entre todos; la principal responsabilidad es del Gobierno, pero tiene que ser compartida por toda la clase política. Hay muy poco compromiso de parte de la clase política, de gobernadores e intendentes, para trabajar en un objetivo común de reducción de déficit como un punto central para lograr la estabilidad macroeconómica”.

Sica destacó, también, la importancia de que “todas las provincias se sumen a las leyes, por ejemplo la ley de ART, ya que las provincias que han firmado tienen una baja significativa de su ligitiosidad y costos. Necesitamos acompañamiento de ustedes en las leyes que están en la legislatura y que avanzan sobre las cuestiones de reforma laboral, que son complejas, muchos sectores no quieren perder posiciones”. 

“Más allá de la coyuntura, es importante que sepan que seguimos comprometidos con un sendero de reducción de impuestos que se logrará mediante el pacto fiscal y la reforma tributaria”, afirmó el ministro.

Detalló que Argentina ha tenido tres restricciones que le han “impedido que el crecimiento sea sostenido: restricción externa; bajo nivel de productividad asociado al bajo nivel de inversión a muy corto plazo; y el tamaño del sector público que genera trabas burocráticas. El Estado está encima del sector empresarial en vez de transformarse en un facilitador de negocios”.

El ministro afirmó que tenemos un “equilibrio de crecimiento mediocre: nos transformamos en una economía cerrada”, y sostuvo que “el diseño de la política económica tiene que tratar de romper este ciclo nefasto en el cual hemos estado sumergidos en los últimos 40 años”.

Destacó la necesidad de “avanzar en la construcción con todos los actores productivos para tener un programa de crecimiento a través de dos ejes: estabilidad macro para resolver los problemas fiscales; y reformas estructurales que nos permitan trabajar sobre una mayor productividad que dé mayor competitividad a la economía y permita recrear un ciclo virtuoso de inversiones internas y externas”.

“La construcción de competitividad no es solo un problema del sector público ni del Gobierno Nacional. Es un trabajo colectivo de todos los actores. La estabilidad macro es necesaria para cualquier plan de desarrollo que queramos tener”, puntualizó.

Y resaltó que “tenemos que tener políticas sectoriales, trabajar junto con las empresas. Necesitamos empresas dinámicas, competitivas y mucho más integradas en un mundo más desafiante que nos requiere gran parte de los productos que nosotros podemos producir”.

La industria está presente en cada uno de los motores como un protagonista central, y juntos vamos a lograr una industria competitiva, generadora de empleos de calidad con un mercado interno fuerte, una cultura exportadora y preparada para los desafíos del futuro”, sostuvo Sica.