Cinco futbolistas que ya tenían dinero antes de jugar al fútbol

Deportes 30 de septiembre de 2018 Por
Sabido es que ser un futbolista profesional permite acceder a un nivel económico superior. Pero hay casos en los que eso no aplica. Te mostramos cinco casos, producto de un informe de 90Min.
5bad951714db2f82cd000006

5. Andrea Pirlo

El padre del campeón del mundo en Alemania 2006 es el fundador de una empresa siderúrgica en la ciudad de Brescia, ciudad donde nació Andrea. Tras retirarse, el ex-Juventus comenzó a involucrarse en el negocio además de poseer otros emprendimientos como un viñedo.


4. Kaká

En Brasil, la mayoría de los jugadores que llegan lejos provienen de familias muy humildes. No fue el caso de Kaká, quien gozó de una infancia en la que no pasó necesidades. Su padre era ingeniero y su madre, maestra.  "A diferencia de otros grandísimos futbolistas que ha dado y da Brasil, yo fui un privilegiado. No pasé hambre, no me castigó la pobreza y no encontré miles de obstáculos para vivir feliz", aseguró el ex-Milan.


3. Frank Lampard

El legendario volante del Chelsea ya llevaba el fútbol en la sangre mucho antes de saber que se dedicaría a ello. Su padre fue futbolista (jugó en el West Ham) y su tío Harry Redknapp, un reconocido entrenador. Ello le permitió a Frank criarse en una familia en la que no existían los problemas económicos.


2. Gerard Piqué

Hijo de un padre abogado y empresario y de una madre directora de la Unidad de Daño Cerebral del Hospital Instituto Guttman de Barcelona, el defensor del Barcelona gozó siempre de estabilidad económica. Mientras sigue en la elite del fútbol mundial, cada vez se va involucrando más con el mundo de los negocios.


1. Hugo Lloris

El arquero campeón del mundo nació en una familia de alta alcurnia en la ciudad de Niza. Su padre era banquero y su madre, abogada. Lloris tomaba clases de tenis en su infancia hasta que tuvo que elegir entre la raqueta y los botines.