Exintendente de Gobernador Gregores afirmó que la minería en Santa Cruz favoreció a “prácticamente todos” los proveedores locales

Región 03 de octubre de 2018 Por
Juan Vázquez gobernó durante 12 años la localidad más cercana a la mina Manantial Espejo y es actualmente diputado nacional por el Frente Para la Victoria.
Juan Vázquez

El exintendente de la localidad santacruceña de Gobernador Gregores y actual diputado nacional por el Frente Para la Victoria, Juan Vázquez, manifestó que en su localidad “funcionó el desarrollo de proveedores locales” a partir de la producción de la mina Manantial Espejo, ubicada en una zona de características similares a la Meseta chubutense.

Vázquez, que ejerció su mandato desde el año 2003 hasta su asunción en el actual período en el Congreso de la Nación, dijo que todo este tiempo en Gregores, que hoy tiene unos 7.000 habitantes, la minería se transformó en la segunda empleadora local, casi equiparando a la administración pública.

“Si bien hay muchas cosas que no se fabrican en el país y que la empresa tiene que comprar afuera, el desarrollo local siempre estuvo. Gregores tuvo un crecimiento muy importante por la minería y también por políticas diferenciales en su momento” vinculadas a las regalías hidrocarburíferas, dijo Vázquez.

“Hay que ser inteligente”

El actual legislador enfatizó: “Por supuesto que funcionó el desarrollo de proveedores locales. Y yo siempre recomiendo que se agrupen, porque una actividad que genera una actividad económica importante no puede ser desperdiciada”, y consideró que en el caso de Chubut “hay que ser inteligente y ponerse a tono con el Proyecto Navidad”.

En relación con los tipos de emprendimientos que se pudieron desarrollar dijo que “prácticamente todos: desde el rubro hotelero, cabañas, prestadores de servicios, los talleres que hacen los servicios de cambio de aceite, mantenimiento de vehículos, comercio, supermercados”.

“Muchos -agregó- crecieron producto de la minería. Gregores no creció producto únicamente de la minería. Pero se administraron bien los recursos”.

Gobernador Gregores es la localidad más cercana a Manantial Espejo, la mina de oro y plata cuyo titular es Pan American Silver, la misma empresa que en Chubut espera por una decisión para hacer la inversión inicial, ya anunciada, de 1.000 millones de dólares para que ingrese en producción el Proyecto Navidad, la reserva de plata más importante del mundo aún sin explotar.

Manantial Espejo tiene una superficie de algo más de 43.000 hectáreas. Y el Proyecto Navidad, según se estima, será dos o tres veces más grande. De hecho, las proyecciones indican que cuando la mina santacruceña empezó, en 2009, tenía una previsión de 9 años de producción, y su vida se extendió; Navidad tiene asegurados 17.

“Crecimiento notorio”

En este marco, Vázquez insistió: “El crecimiento es notorio. Fui intendente durante 12 años. La minera ayudó y mucho, pero también tuve la suerte de recibir dinero del petróleo, además de que el Gobierno Nacional ayudó”.

“Uno de los temas más importantes es la mano de obra, con sueldos promedio que son muy interesantes, sobre todo en un contexto como el actual. Y además por cada puesto directo hay 1,7 puestos de trabajo en forma indirecta. La logística también ayuda. Es una de las cuestiones que más ayudan”, repasó.

Vázquez dijo en este sentido actualmente la minería es la segunda economía del municipio: “Viene después de la administración pública, donde hay más de 700 personas y unas 600 en la minería”, y recordó que la etapa que más mano de obra demandó fue la de la construcción, con 900 o 1.000 personas.

Luego de la etapa de construcción, comentó el actual legislador, “se hicieron muchas capacitaciones. La minería en Santa Cruz era algo nuevo, y muchos pudieron empezar a trabajar desde la misma localidad de Gregores”.

Vázquez dijo que además de Gregores también la minería permitió que crecieran localidades aledañas al emprendimiento, como Puerto San Julián y Perito Moreno.

En cuanto a lo ambiental, Vázquez aseguró que “nunca hubo un problema” y reconoció que tanto antes del proyecto como ahora hay quienes se oponen a la actividad.

“Los que están a favor exigen que se haga dentro del marco de la ley. Los que están en contra van a buscan siempre la quinta pata al gato. Pero la mano de obra de local es importante. Y es parte de los acuerdos que tiene que haber con los representantes políticos. Nosotros exigimos capacitaciones y se hicieron, entre otras acciones”, concluyó.