La situación de la mujer rural en la Argentina fue tema central de la cumbre del Woman 20 que se hizo en Buenos Aires

Argentina y el Mundo 04 de octubre de 2018 Por
El evento del grupo de afinidad del G20 se llevó adelante esta semana en el Centro Cultural Kirchner (CCK) con la participación de 155 mujeres de 19 delegaciones, y con una convocatoria global que superó las 500 personas diarias.

Con un fuerte mensaje vinculado a la vulnerable situación de la mujer rural en la Argentina, se llevó adelante durante esta semana en el Centro Cultural Kirchner (CCK) la cumbre del Woman 20 (W20) del cual participaron 155 mujeres de 19 delegaciones del grupo de afinidad del G20, que trabaja para el desarrollo económico de las mujeres. La actividad concitó la atención de más de 500 personas diariamente, que se dieron cita para responder a la convocatoria.

El desarrollo de las mujeres rurales fue el eje de trabajo agregado por la Argentina en un temario propuesto por la “troika” compuesta por el país líder del W20 anterior, Alemania, el actual, y el próximo, que será Japón. El temario incluyó también la inclusión laboral, la inclusión digital y la inclusión financiera de las mujeres.

La mecánica de las jornadas fue a través de bloques con una apertura. Entre las exposiciones más destacadas estuvieron la de Pilar Rahola, filóloga y periodista española que habló sobre el cambio de las leyes que no se condice con los paradigmas actuales, según indicó. Resaltó que “no existen dioses que esclavizan a las mujeres, sino hombres que esclavizan a las mujeres en nombre de los dioses”.

Además se tocó el tema de la violencia de género a través de Ivan Jablonka, profesor de historia contemporánea de la Universidad de Paris, con un análisis sobre las causas que generan actitudes violentas en los hombres y desactivan los mecanismos de defensa en las mujeres.

La primera jornada de sesiones abiertas terminó con un cocktail en el salón Dorado del Teatro Colón por el cual se agasajó a delegadas, organismos internacionales y sponsors. El jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, dio la bienvenida a la ciudad como sede, y habló de la problemática de la inclusión de la mujer.

Documento entregado a Macri

El evento contó también con la presencia del presidente Mauricio Macri en la última jornada. Macri ponderó el trabajo realizado para “implementar medidas que faciliten la inclusión de las mujeres en el mercado del trabajo”, como la ley de igualdad de oportunidades enviada al Congreso, y valoró también haber “promovido el debate por la interrupción voluntaria del embarazo, que hizo -remarcó- reflexionar a muchos argentinos”, al hablar en el CCK.

El presidente recibió las conclusiones del encuentro (se trata de un documento denominado “Comuniqué”) y puntualizó que cuando Argentina asumió la presidencia del G20 se decidió "que la perspectiva de género sea transversal a toda la agenda".

El Comuniqué, en manos de Mauricio Macri, ahora deberá ser entregado a los líderes de G20 para lograr que las recomendaciones de políticas públicas dirigidas a mujeres se incluyan en la declaración final de este grupo.

Como parte de la agenda, además, se pudo ver un mensaje grabado, en español, inglés y francés, de la esposa del primer ministro de Canandá, Justin Trudeau, Sophie Gregoire Trudeau, quien destacó el trabajo de W20 Argentina y las necesidades de inclusión de las mujeres como 50% de la población mundial.

Además, Magui Choque Vilca, una mujer jujeña de La Quiaca, dio el toque de historia de vida en primera persona local, y reforzó y revalorizó el rol de la mujer rural y sus necesidades para desarrollarse.

También se destacó la exposición de la directora regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Luiza Carvalho, quien dijo que “el 45 por ciento de los trabajadores rurales son mujeres, y muchas de ellas no acceden a un salario propio”.

“Como muchas otras mujeres, (las trabajadoras rurales) tienen que hacerse cargo de la casa y realizan trabajos de cuidado no pago”, agregó Carvalho.

"Las mujeres rurales tienen un rol fundamental en sus comunidades, pero su trabajo es invisible porque enfrenta muchas barreras que le impiden desarrollarse y empoderarse y no les permite liberar todo su potencial”, dijo en tanto Carole Megevand, encargada del programa de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial en Argentina, Paraguay y Uruguay.

Carvalho y Megevand participaron del panel “La invisibilidad de las mujeres rurales y su rol en el desarrollo” junto con Lilianne Ploumen, integrante del Parlamento holandés y miembro del Partido Laborista de ese país; María Noel Vaeza, integrante de ONU mujeres; Jorge Werthein, consultor en el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura y Nicole Levy, asesora legal de DirecTV.

También dijo presente la reina Máxima de Holanda quien llamó a “cerrar las brechas de género” y destacó a la inclusión digital como “un asunto prioritario” al participar por videoconferencia en la jornada de cierre, ayer miércoles.

“Las mujeres tienen hoy sólo un tercio de las pequeñas y medianas empresas. Las emprendedoras deberían poder beneficiarse a través créditos, pero no pueden acceder a ellos, a muchas las dejan afuera del sistema”, advirtió la reina nacida en Argentina.