Una docena de causas mantiene abierta la “Unidad Anticorrupción”, con exfuncionarios de Das Neves y empresarios detenidos

Chubut 08 de octubre de 2018 Por
Entre los delitos figuran asociación ilícita, lavado de dinero, defraudación al Estado y enriquecimiento ilícito, confirmó la oficina de prensa del Ministerio Público Fiscal.
Audiencia de control de detención Revelación (18)

La "Unidad anticorrupción" que conformó en Chubut el procurador general de la provincia, Jorge Miquelarena, mantiene una docena de expedientes abiertos con distinto grado de avance y con exfuncionarios del gobierno de Mario Das Neves detenidos con prisión preventiva junto a empresarios de la construcción, por delitos tales como asociación ilícita, lavado de dinero, defraudación al Estado y enriquecimiento ilícito, confirmó la oficina de prensa del Ministerio Público Fiscal.

La investigación comenzó con la aparición de un sobre dirigido a los diputados opositores en la Legislatura del Chubut en septiembre del año pasado, conteniendo documentación y fotocopias de facturas de compras con sobreprecios para los damnificados por el temporal que inundó hace un año y medio la ciudad de Comodoro Rivadavia.

Esa denuncia, llamada la "causa madre", fue presentada por los legisladores Gabriela Dufour, Alejandra Marcilla y Blas Meza Evans (FPV), pero abrió una mega investigación que sigue reportando sorpresas con la aparición de otras causas que "no sabemos ni dónde terminarán ni cuándo, ni con cuántos involucrados" reconoció en diálogo con Télam el fiscal Omar Rodríguez, uno de los integrantes de la unidad anticorrupción.

Rodríguez comparó las revelaciones de la causa con "las muñecas rusas" en referencia a que se abre una y aparece en su interior otras más pequeñas a punto tal que la llamada "causa madre" es una de las que menos avanzó porque alrededor se ventilaron otras que originaron detenciones, incluso de funcionarios que fueron esposados en sus propios despachos, como el exsubsecretario de la unidad gobernador, Diego Correa o el caso más reciente, el del ministro de la familia, Juan Martín Bortagaray.

Las primeras detenciones se produjeron en marzo pasado bajo la figura de "asociación ilícita" en una causa que se bautizó como "Embrujo" donde se reveló que en la oficina que funcionaba en el despacho contiguo al del gobernador se conformó una organización que, aprovechándose de una situación de privilegio institucional, captaba obras para favorecer a empresas constructoras de los propios funcionarios.

Por esa causa fueron detenidos Diego Correa, exsubsecretario de Unidad Gobernador y su secretario Diego Lüters, además de sus parejas y otros cómplices de la construcción que aparecieron en múltiples operaciones de compras.

"Se las bautizó así porque de las conversaciones telefónicas eran recurrentes las consultas a un brujo que orientaba espiritualmente a uno de los que participó en la maniobra", recordó en diálogo con Télam el comisario Juan Carlos Núñez, que fue jefe de la Brigada de Investigaciones de la Policía y hoy está adscrito al Poder Judicial.

En uno de los allanamientos por esa causa se secuestró una lista con el pago de "retornos" de empresas constructoras a funcionarios de la gestión del fallecido Mario Das Neves, donde aparecen nombres de dirigentes políticos, sindicales, periodistas e incluso el actual gobernador Mariano Arcioni (entonces vice) recibiendo sumas de dinero de manera mensual.

Esa causa se denominó "Revelación" y tiene como eje la llamada "lista de Lüters" en relación al puntilloso secretario de Correa que escribía en una planilla Excel el origen y destino del monto ingresado, lo que dio lugar a 11 prisiones preventivas, entre ellas del exjefe de gabinete, Víctor Cisterna y el ex ministro de economía Pablo Oca, además de empresarios de la construcción, en una causa que muchos consideran un espejo con la de los cuadernos de Centeno a nivel nacional.

La semana pasada se abrió la investigación por otra causa también ventilada por la unidad anticorrupción, por la que se imputó entre otros a la exministra de familia, Leticia Huichaqueo, acusada de haber comercializado para beneficio propio una donación de alimentos de la empresa "Royal Canin" para los perros perdidos y abandonados por el temporal de Comodoro Rivadavia.

Además de las causas mencionadas hay otra por el pago de sobreprecios para la construcción de obras eléctricas con fondos delegados de nación, el uso del avión oficial con fines particulares y políticos, el alquiler servicios para empresas de los propios funcionarios bajo la figura de "negociaciones incompatibles" con la función pública.