La Cámara Argentina de Proveedores Mineros firmó un acuerdo con el CONICET

Argentina y el Mundo 28 de noviembre de 2018 Por
Es un convenio de cooperación para estudiar las cadenas de valor de la minería metalífera en el país. La firma, concretada la semana pasada, ratifica el trabajo del centro científico en relación con la minería, pese a la postura contraria expresada hace pocas semanas por el CENPAT de Puerto Madryn.
Acuerdo CONICET CAPMIN

La Cámara Argentina de Proveedores Mineros (CAPMIN) firmó con el CONICET, a través del Centro de Investigaciones para la Transformación (CENIT), un convenio de cooperación, con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por el cual se estudiarán las cadenas de valor de la minería metalífera en la Argentina.

El acuerdo se firmó a fines de la última semana y participaron el presidente de CAPMIN, Juan Carmona Palau, su vicepresidente, Matías Baglietto, y los investigadores del CONICET Anabel Marín y Diego Murgía.

El acuerdo se concreta pocas semanas después de que otro organismo del CONICET, el CENPAT de Puerto Madryn, manifestara de manera pública su posición contraria al debate minero y al desarrollo de la actividad en Chubut.

Esta postura generó respuestas de la Red de Académicos por la Minería Sustentable y de la Cámara de Proveedores y Empresarios Mineros del Chubut (CAPEM). Esta última entidad observó que el CONICET y en especial el CENPAT ya habían prestado servicios profesionales para la minería, por lo que marcó lo contradictorio de la postura pública, a la que relacionó con motivos políticos.

El nuevo acuerdo entre el CONICET y la Cámara de Proveedores Mineros de la Argentina va en línea entonces con el trabajo conjunto entre el sector y el centro de investigación.

Al comunicar el acuerdo, la CAPIM recordó que el BID “ha financiado este tipo de proyectos en otros países, como Brasil y Perú, con el objeto de entender la participación de empresas locales, provinciales (o estaduales) y nacionales en la cadena de valor de la industria minera metalífera; focalizándose en la persistencia de las empresas luego del fin de vida de su proyecto minero, la posibilidad de insertarse en otros mercados, incorporar tecnología, certificaciones y promover sus ventas al exterior de las fronteras”.

“Estos estudios -se informó- tienen como objetivo fijar las bases para el desarrollo de una fructífera cadena de valor, como ocurre en otros países como Australia y Canadá”.

El estudio, centralizado en minería metalífera de oro, cobre y plata, involucrará a empresas de CAPMIN, como también de Cámaras de Proveedores provinciales y locales; empresas mineras, y el Estado en sus diferentes estamentos.

CAPMIN celebró el acuerdo y adelantó que “pondrá a disposición su esfuerzo para que el CONICET-CENIT, así como cualquier otro organismo de investigación nacional que se interese por la cadena de valor minera se interioricen en la producción e ingeniería nacional así como la realidad que enfrentan sus proveedores día a día”.