Cinco argentinos que estuvieron en la mira de los grandes equipos españoles pero nunca llegaron

Deportes 23 de diciembre de 2018 Por
Un repaso por cinco carreras que podrían haber despegado en el Viejo Continente, pero que no llegaron a explotar su potencial.
augusto-batalla-argentina-u20_1tsa15rh1ilay1pf5zjegsvtaz

1. Esteban Andrada (Barcelona)

Corría el año 2011 cuando el Barcelona se interesó en el por entonces arquero de Lanús. Andrada no había debutado en Primera, pero contaba con experiencia en el seleccionado juvenil sub 20. El PSV de Holanda también lo había tanteado y pese a la tentación de irse a Europa, permaneció en el club. El tiempo le daría su recompensa en 2018, cuando Guillermo Barros Schelotto lo eligió para ser el arquero de Boca.

2. Santiago Vergini (Barcelona)

Hoy nadie podría pensar que Vergini, relegado en Boca, pudiera estar cerca de ser compañero de Messi en el Barcelona, pero lo cierto es que después de salir campeón con Newell's y tras la llegada de Martino a la dirección técnica del conjunto culé, su nombre se mencionó como un posible refuerzo.

3. Nicolás Delgadillo (Vélez)

Con apenas 18 años y tras un puñado de partidos en Primera, el jugador formado en las inferiores de Vélez captó la atención del Real Madrid y del Valencia. Se habló de una posible compra, que finalmente terminó en la nada misma. Delgadillo continúa en el Fortín pero lejos del nivel que ilusionó en el arranque.

4. Augusto Batalla (River)

Augusto Batalla tenía una larga trayectoria en conjuntos nacionales juveniles, pero no había ni siquiera debutado en la Primera de River cuando el Real Madrid lo empezó a seguir de cerca. El interés fue cierto, pero el joven arquero eligió seguir creciendo en el club el que se formó y llegar al primer equipo antes de dar el salto a Europa. Augusto tuvo su chance tras la salida de Barovero, sin embargo no la aprovechó y su imagen se vio muy deteriorada. 

5. Sergio Araujo (Barcelona)

El delantero era una de las grandes promesas de las inferiores de Boca y tras debutar en Primera con la camiseta Xeneize, el Barcelona se lo llevó a préstamo con una opción de compra. Araujo llegó a ponerse la camiseta azulgrana, pero lo hizo en el equipo B. El nivel mostrado no le alcanzaría llegar a Primera y terminó regresando al país para jugar en Tigre.

FUENTE: 90MIN

Boletín de noticias