La llegada de Uber divide a los porteños

Argentina y el Mundo 28 de marzo de 2016 Por
El desembarco de la empresa generó un fuerte rechazo de los gremios de taxistas y opiniones divergentes de usuarios. El gobierno porteño remarcó que "no es legal" su posible funcionamiento. Cinco mil personas se anotaron el primer día.
567904195_uber

El lanzamiento de una convocatoria para que propietarios de automóviles se inscriban en el sistema de la empresa Uber para trasladar personas de un punto a otro de la Ciudad de Buenos Aires, generó un fuerte rechazo de los gremios de taxistas y opiniones divergentes de usuarios, mientras el gobierno porteño remarcó que "no es legal" el posible funcionamiento de Uber.

El sistema, que está presente en todo el mundo aunque en muchos países existen fuertes resistencias a su funcionamiento, propone que cualquier persona, propietaria y con licencia de conducir, sea "socio conductor" de la empresa y realice viajes para lo cual los pasajeros abonan con su tarjeta de crédito a través de una aplicación en el celular.

El titular del gremio de conductores de taxis de la Ciudad de Buenos Aires, Omar Viviani,afirmó que "bajo ningún concepto" el sindicato dejará que se instale en el país Uber, la aplicación para solicitar viajes con choferes particulares, y consideró que lo que pretende la empresa estadounidense es "desregular todo el sistema".

"Como esto es todo tecnología, ahora han contratado algunos CEO para ver si arman el servicio. Pero con nosotros van a tener inconvenientes porque no lo vamos a permitir", aseguró el sindicalista y adelantó que el 6 de abril el gremio discutirá este tema en una asamblea en la que se declararán en "estado de alerta y movilización".

Fuentes del gobierno porteño aseguraron a Télam que "existe una ley que regula el funcionamiento de los taxis y de las empresas de radiotaxis que detalla que cualquier persona puede pedir un vehiculo de alquiler por teléfono pero para ello la empresa debe cumplir ciertos requisitos como poseer un local físico, una antena para hacer las radiollamadas, empleados y una flota de un número determinados de autos".

"El tema de Uber hace rato que se viene conversando, hoy salió a la luz porque la empresa lanzó la convocatoria pero su funcionamiento sería ilegal porque no cumple con esta ley que regula a las empresas. En las conversaciones que mantuvimos adujeron que ellos son una empresa de tecnología y no de transporte, con lo cual dimos por terminadas las conversaciones", precisó la fuente.

Indicó además que el taxi "reúne ciertas características de seguridad que es aceptada por el 70% de los porteños y Uber no tiene estos requisitos y funcionar sin un marco regulatorio es ilegal".

Por su parte, Fabián Pons, director del Observatorio Vial Latinoamericano (Ovilam), destacó que en Latinoamérica hay ciudades como Santiago (Chile), Montevideo (Uruguay), Bogotá (Colombia) o Ciudad de México (México) en las que, además de contar con colectivos, taxis y remises, se han implementado estas APP con gran éxito.

Pons detalló además que "un dato no menor es que el 30% de los usuarios han respondido que el principal motivo por el que eligen estas plataformas es la seguridad personal y un 70% han colocado este atributo entre los tres primeros a la hora de tomar su decisión de uso".

Consideró que las resistencias iniciales a los nuevos paradigmas "son lógicas, pero es imposible oponerse a los avances tecnológicos que cada día son más profundos y más rápidos".

El desembarco de la aplicación -que comenzó a funcionar en los Estados Unidos en 2009- generó en los últimos años protestas en distintas ciudades del mundo.

Uber, que se expandió rápidamente desde que fue lanzado por dos emprendedores tecnológicos, Travis Kalanick y Garrett Camp, opera en más de 400 ciudades en decenas de países, según informa la empresa en su sitio web.

En Sudamérica el servicio ya está disponible en varias ciudades de Colombia, Brasil, Perú, Chile y Uruguay.

El tema también fue Trending Topic en las redes sociales y diversos usuarios de Twitter opinaron: "#UberArg Bienvenido seas, un mercado libre es beneficioso para todos", escribió @GonzaMonti, mientras que otra usuaria, @Memilia, destacó el funcionamiento de este servicio en Brasil, donde aseguró que es "un suceso y de super confianza".

Entre las opiniones contrarias, el usuario @withpoeticeyes consideró que "el problema con #UberArg es que es otra forma de flexibilización laboral, otra forma de quitarle a los trabajadores de sus derechos", mientras que @marosc27, quien dice trabajar como remisero y pagar muchos impuestos, calificó a Uber de "competencia desleal".

En tanto Christian Ripoli, dueño de dos taxis con chofer, dijo a Télam que "nosotros pagamos cargas sociales a nuestros choferes y los resgistramos en Sacta y estamos a derecho con la legislación que regula este transporte en la Ciudad de Buenos Aires".

"Nosotros circulamos por las calles y levantamos pasajeros en cualquier parte que esté permitido" dijo Christian, y agregó: "No creo en un primer momento que cualquier usuario que necesite tomar un taxi arriesgue su tarjeta de crédito para realizar un viaje y no tener la seguridad como la tenemos nosotros para trasladar al pasajero".

Y detallo: "Pagamos más de dos mil pesos de seguro para transportar al pasajero y lo tenemos que acreditar, en cambio ellos no lo pueden hacer porque no tienen la legislación para hacerlo".

Boletín de noticias