Desde el año 2015, la inversión minera en la Argentina creció un 92%

Argentina y el Mundo 07 de marzo de 2019 Por
Según datos de un informe de la consultora PwC, la llegada de fondos destinados a la exploración fue nueve veces superiores al promedio mundial.
inver

La inversión para proyectos mineros de exploración desde 2015 creció en la Argentina un 92%, muy por encima de la evolución global de los presupuestos que las empresas destinaron a la región y al mundo, que acumularon un incremento del 10%, de acuerdo con un relevamiento de la consultora PwC, informó la agencia Télam.

Así se desprende del informe ‘Mine 2018 Tempting Times’ de PwC, que mostró que el número de empresas que entre 2015 y 2018 aplicaron presupuestos a la exploración en Argentina creció de 46 a 59, mientas que la cantidad de perforaciones se cuadruplicó, al pasar de 244 a 1.000.

En este período la evolución a nivel global de inversión en exploración, que logró repuntar recién en 2017, acumula un crecimiento del 10% y en igual porcentaje lo hace América Latina, mientras que Argentina logra un 92%. Así, las empresas mineras invirtieron en exploración en el país en 2018 USD 241 millones, contra los 125 millones registrados en 2015.

Otro indicador del interés despertado por Argentina es la participación en la asignación de presupuestos para América latina. Entre 2015 y 2018 Argentina casi duplicó su cuota de captación de inversiones mineras en la región, pasando del 5% al 9%. Respecto a los commodities, los objetivos principales de las perforaciones fueron el oro con un incremento desde 2015 de 2.200%, lo que permitió extender la vida útil de operaciones mineras e incrementar recursos en proyectos avanzados; y uranio en 1.000 %.

En cobre, el incremento fue del 30% ayudando a aumentar y recategorizar recursos en proyectos avanzados y el litio fue uno de los principales objetivos 2017-2018. "El análisis indica que los principales disparadores de este gran incremento fueron las medidas económicas del Gobierno nacional en pos de quitar limitaciones, restricciones o medidas que desalentaban la inversión en minería", destacó Leonardo Viglione, socio de PwC Argentina.

Las políticas aplicadas jugaron "un papel fundamental en las decisiones de inversión por lo que el presupuesto exploratorio en proyectos y operaciones creció 928%, desde 2015, lo cual se vio reflejado en el incremento de recursos identificados que posiciona a Argentina en el primer lugar a nivel mundial", agregó.

La cita refiere a medidas adoptadas desde diciembre de 2015, como la unificación del tipo de cambio, el libre giro de divisas y la quita temporal de retenciones a las exportaciones y las nuevas políticas en los ámbitos nacional y provincial para lograr una minería sustentable.

Los últimos datos publicados por el Consejo Global de Energía Eólica (GWEC) muestran que la industria de la energía eólica instaló 51,3 GW de nueva capacidad en 2018.

Desde 2014, el crecimiento del mercado eólico global se ha mantenido estable, instalando más de 50 GW de nueva capacidad cada año. En tierra se instalaron 46,8 GW, lo que supone una disminución del 3,9%, mientras que el mercado eólico marino creció un 0,5%.

En el mundo hay instalados actualmente un total de 591 GW eólicos, un 9,6% más que a finales de 2017. La energía eólica terrestre total instalada creció un 9% en 208, mientras que la eólica marina creció un 20%, alcanzando los 23 GW, según indica GWEC.

En relación al mercado en tierra, el Consejo destaca que a pesar de que se produjo una disminución del 3,9% en el mercado global terrestre en términos anuales, el crecimiento en las regiones en desarrollo como América Latina, Asia sudoriental y África fue prometedor. En estas regiones se instaló el 10% de los nuevos aerogeneradores terrestres en 2018 (4,8 GW).

Respecto a la eólica en el mar, se instalaron 4,49 GW en 2018, lo que sitúa la capacidad global instalada en 23 GW. Por primera vez, China instaló más capacidad en alta mar que cualquier otro mercado (1,8 GW), seguida por el Reino Unido (1,3 GW) y Alemania (0,9 GW).

GWEC pronostica que la energía eólica marina se convertirá en un mercado cada vez más global. Si los gobiernos siguen comprometidos, y los proyectos e inversiones continúan, las instalaciones anuales en Asia podrían alcanzar los 5 GW o más cada año. En los EEUU, GWEC espera que el mercado eólico marino en desarrollo alcance 1 GW para 2022-2023.