Torres: "Se cumple un año del mayor escándalo de corrupción en Chubut y la ciudadanía pide Justicia"

Chubut 13 de marzo de 2019 Por
El dirigente de Cambiemos en Chubut, Ignacio Torres, precandidato a diputado nacional, trazó un análisis de las megacausas de corrupción "El Embrujo" y "Revelación", que sacudieron la opinión pública tras la detención de funcionarios del gabinete de la actual gestión provincial, acusados de delitos de malversación de caudales públicos y lavado de activos, en perjuicio del Estado Provincial.
WhatsApp Image 2019-03-13 at 11.49.55

En este sentido, apuntó a "quienes piensan a la política como una 'bolsa de trabajo' y han estado tanto en el Frente para la Victoria como en Chubut Somos Todos, representando al Ejecutivo Provincial", algo que consideró "tiene que ver con una 'flexibilidad' bastante obvia con algunos nombres".

"Escuché recientemente a una legisladora provincial, 'indignada' por los hechos de corrupción de la provincia, tratando de despegar el Frente para la Victoria de Chubut Somos Todos, es decir, el oficialismo, haciendo uso de una memoria selectiva o conveniente. Eso es subestimar al electorado. ¿Qué diferencia hay, si se quiere, entre la 'Lista de (Diego) Luthers y los Cuadernos de la Corrupción de Cristina?", se preguntó el dirigente.


Corrupción y falta de obras
En este orden, Torres recordó la cantidad de "elefantes blancos" presentes en la provincia del Chubut y afirmó que "en nuestra provincia tenemos muchas obras sin terminar, sin mencionar los desmanejos en relación a la infraestructura energética nacional, cuando fue el propio gobierno kirchnerista el que desmanteló la matriz energética del país. Hay un dejo de hipocresía o alguna estrategia político partidaria, en un año electoral, de mostrarse como 'distintos', cuando ambos partidos profesan o representan lo mismo, con distintas ramificaciones y representaciones del justicialismo".


Reconvertir la política y apuntar al cambio
En relación a ello, recordó "la crisis institucional más grande de la provincia, que atravesó el Gobierno hace exactamente un año, con las causas 'El Embrujo' y 'Revelación', donde también hay un punto de inflexión. Ese hartazgo de la ciudadanía implica un esfuerzo muy grande de los dirigentes políticos para recuperar la confianza y para fortalecer, de una vez por todas, las instituciones.
"Mientras los que estén detrás de esas instituciones sean los mismos, realmente es muy difícil, va a ser prácticamente imposible terminar con la corrupción y pensar en algo revolucionario, simplemente necesitamos ir hacia la normalidad, hacia una provincia que funcione, con un Estado para la gente y no para los intereses personales de unos pocos".