El Municipio de Rawson acompaña la implementación de la Ley Brisa

Sociedad 08 de abril de 2019 Por
La Ley que fue aprobada en 2018 busca paliar los daños que sufren los hijos de víctimas de femicidios o de casos de violencia familiar. Se les entregará una suma de dinero hasta que cumplan la mayoría de edad.
Ley Brisa

La secretaria de Familia y Promoción Social, Vanesa Freeman, contó que se está acompañando lo que hace a la difusión y la implementación de la Ley Brisa , que otorga beneficios sociales a los menores de 21 años que hayan perdido a su madre por femicidio.

Freeman contó que en su cartera cuentan con un equipo técnico que se ocupa de la inclusión, la igualdad, la equidad y la protección de políticas de protección de la mujer, como así también trabajan en la sensibilización de la masculinidad en post de una masculinidad libre de violencia.

Asimismo, en las oficinas de la Secretaría de Familia asesoran a los alcanzados por esta legislación para la gestión de recursos ante la ANSES, que es quien implementa este trámite gratuito, por el cual los hijos de víctimas de femicidios podrán acceder a una reparación económica mensual, que es equivalente a una jubilación mínima.

La Ley Brisa fue sancionada en julio del año pasado en el Congreso de la Nación y el Poder Ejecutivo la reglamentó en octubre último. Para poder acceder a este beneficio hay un requisito: el padre  o pareja de la mujer al momento del crimen debe estar condenado o tener un procesamiento firme por el femicidio. 

Entre la documentación a presentar se encuentra,  DNI; partida de nacimiento que acredite el vínculo con la víctima; certificado o partida de defunción; copia del auto procesamiento, auto de elevación a juicio oral o sentencia de condena firme; eventualmente, certificado de discapacidad.

El trámite es individual, así que si hubiera más de un hijo en condiciones de acceder al beneficio, cada uno debe hacer el trámite por separado. El monto a percibir se actualiza por la ley de movilidad.

Surgimiento de la Ley

La Ley Brisa lleva su nombre en memoria de la hija de Daiana Barrionuevo, una joven de 24 años asesinada a golpes en 2014 por su pareja. Brisa y dos hermanitos mellizos quedaron a cargo de su familia materna en Moreno, con muy pocos recursos. Este caso fue el que dio impulso para propiciar la ley.  Se calcula que en la última década unos 3300 chicos perdieron a sus madres por femicidio. De ellos, 2100 son menores de 21 años.