Locutora de Trelew hizo público que le quitaron a su hijo por una denuncia falsa

Chubut 03 de septiembre de 2019 Por
Se trata de Gladys Videla, quien este martes se hizo presente en el Juzgado de Familia de Trelew, para hacer pública la situación que sufre desde hace diez días.
Gladys Videla

La locutora y periodista Gladys Videla denunció que, por una decisión judicial sin fundamentos, se encuentra impedida desde el 23 de agosto último de ver a su hijo, de 3 años, y de comunicarse con él.

Videla, quien este martes llevó su reclamo al Juzgado de Familia de Trelew y cuyo abogado es Mateo Rossio, contó que se le quitó la tenencia de su hijo luego de la denuncia falsa de un vecino al que ella advirtió que iba a llevar a la Justicia por los constantes acosos que, dijo, sufren tanto ella como sus hijos, el niño de 3 años, y la mayor, de 20.

Según comentó Videla, “hace algunos, 4 o 5 meses, se mudó al lado de mi casa un hombre que en variadas oportunidades me acosó no solo a mí sino también a mi hija de 20 años”, al tiempo que comentó que la casa en la que vive el hombre es propiedad “del comisario mayor Luis Cayupil, jefe de la Unidad Regional de Madryn”, al que “como todo policía trasladaron y quedó su casa a disposición”.

Al hombre que la amenazó “lo vi muchas veces merodeando mi casa, y más de una vez intentó tocar a mi hijo, llamándole la atención con golosinas, tras las rejas de la vivienda. Al llamarle la atención muchas veces empezó a insultarme de la forma más violenta y con los improperios más bajos que existen”, explicó.

“Este depravado, en su afán de dañarme, y aprovechando una discusión que tuve con el padre de mi hijo, luego me amenazó diciendo que si lo denunciaba ‘me iba a pegar donde más me dolía’, palabras textuales”, agregó la locutora.

“Entonces se presentó en la Comisaría de la Mujer y me hizo una denuncia, según él porque violento a mi hijo. Según él, escucha a través de las paredes de mi casa. La denuncia ingresó el 23 de agosto a la mañana, y como si yo fuera una asesina o delincuente, apareció poco después una camioneta de la Guardia Urbana, tres patrulleros, la titular de la Comisaría de la Mujer, y se llevan a mi hijo”, explicó.

“Fuimos con mi abogado a la Comisaría de la Mujer, me dijeron que tenía que acatar la orden de la jueza, Teresa Apaza, que tomó una medida arbitraria, alojando a mi hijo en la casa de la abuela paterna, e impidiéndome comunicarme”, manifestó.

“Mi hijo hace diez días ya que no está conmigo, y nunca se le hizo una pericia psiquiátrica, ni nada, y a partir de una denuncia falsa tomaron semejante medida”, indicó, al tiempo que indicó que ella misma decidió hacerse pericias psicológicas privadas para demostrar que no representa un peligro para su hijo.

Te puede interesar