Los destrozos en la Casa de Gobierno son “la consecuencia obvia de un discurso violento”

Sociedad 12 de noviembre de 2020 Por Redacción
Lo dijo Mario Bensimón, vicepresidente de la Cámara de Proveedores y Empresarios Mineros (CAPEM) del Chubut. “No parece que la dirigencia que se ha embanderado con estos discursos esté dispuesta a frenar la violencia, y a generar las condiciones para que se pueda debatir”, agregó.

Mario Bensimón, vicepresidente de la Cámara de Proveedores y Empresarios Mineros (CAPEM) del Chubut, afirmó que tanto los destrozos en la Casa de Gobierno producidos el martes último como el atentado al Palacio Municipal de Trelew la semana pasada “es el método esperable en un discurso que es violento” por parte de algunos sectores que se oponen a la actividad minera.

“Siempre somos optimistas en la posibilidad de llegar a debates y a puntos en común. Pero a la escalada de violencia como la del martes lamentablemente nos estamos acostumbrando”, lamentó Bensimón, en declaraciones formuladas a FM El Chubut.

“Muchos líderes de los sectores antimineros y algunos políticos que están embanderados con el discurso tratan de despegarse de este tipo de acontecimientos diciendo ‘no es la forma, no es el método, son 30 o 40 exaltados’. Pero la verdad es que es el método esperable en un discurso que es violento”, afirmó.

“Porque si nos convencen de que el que piensa distinto viene a matarnos a nosotros y a nuestros hijos, ¿cuál es el método esperable? Obviamente uno sería capaz de cualquier cosa para evitar eso”, agregó.

Por eso, enfatizó, “lo que es violento es el discurso. El método es la consecuencia obvia del discurso. Y no pueden correrse de un discurso que ellos mismos generaron, que es falso y además violento”.

Bensimón continuó: “Lamentablemente a la escalada de violencia la vemos día a día. Y no parece que la dirigencia que se ha embanderado con estos discursos esté dispuesta a frenarla, y a generar las condiciones para que se pueda debatir”.

Puso como ejemplo de ello a las agresiones en las casas particulares de algunos dirigentes políticos: “Ellos mismos salieron a decir que están de acuerdo con el reclamo. Y el resto de la comunidad política salió a garantizarse inmunidad domiciliaria”. 

Por ello insistió: “Vemos manifestaciones violentas que están instaladas y la política no parece estar en condiciones de ponerles freno, y de establecer acuerdos sobre cómo se debe desarrollar la democracia en la provincia”.

Recordó que, en ocasiones anteriores, referentes antimineros enviaron mensajes amenazantes a diputados provinciales, tanto a sus celulares como en las redes sociales, donde, dijo Bensimón, ha habido amenazas como ‘los estamos observando’, tratando de condicionar a los legisladores”.

En este marco, consultado sobre la posición de la CAPEM, manifestó: “El primer diagnóstico que tenemos es que este modelo de provincia que tiene al Estado como norte de todas las políticas desde hace años, en Chubut está agotado. Hay una matriz productiva agotada, la generación de empleo genuino ha dejado de ser una política de Estado, que es el único empleador a escala. Es un modelo de provincia que no es sustentable”.

“La actividad minera es uno de los caminos que tiene la provincia para avanzar, controlando siempre una explotación que respete los más altos estándares de calidad ambiental”, indicó.

“En ese sentido -consideró- las ciudades de Trelew y de Madryn cuentan con una posibilidad histórica de convertirse en proveedores de la actividad. De un empleado de una mina se computan más o menos entre 3 y 4 empleados indirectos como proveedores. Con una legislación acorde, se puede garantizar que la mayor parte de esos proveedores pueda entrar en el registro local”.

En particular, dijo que el Proyecto Navidad, ubicado en la Meseta del Chubut, “es un proyecto a escala mundial, que cuenta con mucha información, y para el que estamos hablando de no menos de 30 o 40 años de explotación, contando a partir de su puesta en funcionamiento”.

“Nosotros somos profesionales y empresarios del Chubut, con lo cual protegemos que la mayor parte de la renta que genere la actividad minera quede en la provincia. Por eso, cuando se avance en lo legislativo, buscaremos que se proteja al compre local”, indicó.

En cuanto a los pasos a seguir, dijo: “No tenemos una agenda establecida, toda vez que el Gobierno no dio a conocer un proyecto concreto. Conocemos las manifestaciones del gobernador en el marco de la mesa nacional minera, pero no conocemos un proyecto sobre el cual debatir”.

“Siempre estamos ávidos de encontrar un ámbito donde poder discutir nuestras ideas y convicciones. Pero el Gobierno no ha manifestado su proyecto. Cuando lo haga seguramente daremos nuestra opinión”, cerró.  

Te puede interesar