“No implica un demérito desconocer una actividad con aristas tan técnicas como la minera: sí lo es tomar decisiones en tal estado de ignorancia”

Chubut 17 de diciembre de 2020 Por Redacción
Así se manifestó, en un comunicado, la Cámara de Proveedores y Empresarios Mineros del Chubut (CAPEM), con sede en Trelew, que cuestionó la decisión del Concejo Deliberante local de declarar a la ciudad “Libre de megaminería”.
Sesión Concejo

La Cámara de Proveedores y Empresarios Mineros del Chubut (CAPEM), con sede en Trelew, cuestionó de manera dura a la decisión del Concejo Deliberante que, en la última sesión del año, el martes, aprobó un proyecto que declara a la ciudad “Libre de megaminería”.

La CAPEM sostuvo que la decisión se tomó “en estado de ignorancia” y criticó las “señales equívocas” dadas por la clase política de la ciudad, la segunda del país más afectada por la desocupación, según los últimos datos. En este sentido mencionó que hace solo 8 años, el mismo Concejo aprobó una norma que declaraba a Trelew “zona especial para la radicación de empresas de servicios mineros”.

Luego de mencionar que Chubut atraviesa una crisis económica “inédita” en su historia, la CAPEM remarcó que “la Provincia viene caminando una senda equivocada que le ha dado la espalda a la inversión privada, central a la hora de generar trabajo genuino y también ingresos para poder redistribuir mediante políticas de inclusión”, y agregó que “no habrá inclusión sin redistribución, y no existirán ingresos a redistribuir si no existe el aporte de un empresariado fortalecido”.

“Si el escenario de la economía provincial es complejo, el de la ciudad de Trelew multiplica las dificultades esgrimidas -agregó el documento de la Cámara-. Es particularmente en Trelew donde se notan las mayores dificultades de la economía provincial. Una ciudad que viene desde unos años destacándose como la segunda con mayores niveles de desocupación en el país (sólo superada por Mar del Plata), pero que cuenta además con un ostensible agotamiento de los ejes de desarrollo, no encontrando un recurso o línea de producción que genere una expectativa mejor en el corto y mediano plazo”.

La entidad, compuesta por cerca de 100 socios, agregó que “la otrora ‘ciudad más progresista del sur argentino’ ha trocado su destino a fuerza de una dirigencia que no pudo, no quiso o no supo encontrar las variables que mejoren las condiciones de vida de la comunidad”.

En este marco, si bien la CAPEM dijo que la declaración aprobada por el Concejo Deliberante tiene “nulo alcance jurídico”, al representar solo “una opinión” del cuerpo, “sí pretendemos señalar con honda preocupación las señales equívocas que viene dando la clase política local”.

“A tan solo 8 años que la misma ciudad de Trelew emitiera a través del mismo cuerpo una norma que declaraba a Trelew ‘zona especial para la radicación de empresas de servicios mineros’, hoy ese mismo Concejo Deliberante emite una opinión diametralmente opuesta hacia los empresarios, ya agotados a esta altura de tamaño nivel de improvisación”, expresó la CAPEM.

La entidad aclaró que “no es intención cuestionar las facultades del Cuerpo Deliberativo local para resolver acerca de actividades que podrían desarrollarse en otras regiones de la provincia”, pero indicó que “es oportuno destacar la manera en que estas espasmódicas decisiones impactan en el golpeado empresariado local, sorprendido nuevamente por un Estado que manifiesta un profundo desprecio por el inversor y la necesidad de seguridad jurídica de cualquier plan de negocios”.

Por ello, la CAPEM “advierte con preocupación el evento y exige el más alto grado de responsabilidad ciudadana ante la función que los ediles juraron desempeñar con solvencia”, manifestó.

“Declaraciones como la votada no formaron parte de ninguna de las plataformas de los partidos que obtuvieron mayor cantidad de votos en la ciudad, salvo la del Partido “X Trelew” que obtuvo solo un concejal de los 10 cargos a repartir”, añadió el documento.

“La coherencia del nuevo rumbo propuesto por las autoridades para la ciudad -prosiguió- exigiría la renuncia de Trelew a percibir los ingresos económicos que la actividad minera pudiera brindar a los municipios, en el eventual caso que una ley provincial habilitara la actividad”.

Y concluyó: “Es preciso remarcar que no implica necesariamente un demérito para los ediles desconocer una actividad con aristas tan técnicas y científicas como la actividad minera. Lo que resulta un demérito es tomar decisiones en tal estado de ignorancia”.

Te puede interesar