El Ministerio de Salud difundió recomendaciones para prevenir la Psitacosis en Chubut

Sociedad 29 de abril de 2022 Por Redacción
Es por “la ocurrencia y estudio de un brote sospechado para psitacosis en la provincia”, indicó la jefa del Departamento Provincial de Zooantroponosis, Alejandra Sandoval. Las medidas de prevención están dirigidas a personas que tengan aves en cautiverio o estén interesadas en adquirir una.
alejandra sandoval

El Ministerio de Salud del Chubut, a través de la Dirección Provincial de Patologías Prevalentes y Epidemiología, difundió distintas recomendaciones dirigidas a personas que tengan aves en cautiverio o estén interesadas en adquirir una, a los efectos de prevenir la Psitacosis, una enfermedad infecciosa aguda y generalizada, causada por la bacteria Chlamydia psittaci, que se encuentra en las secreciones y excrementos de pájaros infectados, los cuales pueden transmitir la infección a los humanos.

Al respecto, la jefa del Departamento Provincial de Zooantroponosis, Alejandra Sandoval, explicó que “ante la ocurrencia y estudio de un brote sospechado para psitacosis en la provincia, el Ministerio de Salud del Chubut recomienda a las personas que mantengan aves en cautiverio estar atentas a la aparición de síntomas respiratorios y limpiar diariamente la jaula en la que habitan las mismas, entre otras indicaciones preventivas”.

Asimismo, Sandoval solicitó a la población general “cumplir y observar ciertos requisitos a la hora de adquirir aves”, como “hacerlo únicamente en locales habilitados y con asesoramiento veterinario”.

Aves en cautiverio

Para el caso de las aves en cautiverio, la cartera sanitaria provincial solicitó tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

- Cuando se detectan aves con posibles manifestaciones de psitacosis, es necesario consultar al veterinario para que el profesional, a través de un diagnóstico precoz, establezca el tratamiento que el animal debe recibir y las medidas a tomar para evitar que se contagien otras aves y personas. En estos casos, además, el veterinario debe reportar la sospecha de enfermedad a los organismos oficiales, por tratarse de una enfermedad de denuncia obligatoria.

- Limpiar diariamente el piso y toda superficie de la jaula o alrededores en contacto con la materia fecal de las aves, siempre humedeciéndolas previamente con soluciones desinfectantes (2 cucharadas de lavandina diluidas en un litro de agua), para evitar la producción de aerosoles de las deyecciones resecas.

- Evitar todo tipo de stress en las aves, respetar el espacio vital de cada una de ellas, alimentarlas correctamente y ubicarlas en lugares aireados.

- No permanecer largos períodos en habitaciones cerradas donde haya aves.

- Aislar las aves recién adquiridas por un período de 30 a 45 días, realizarles un diagnóstico directo o indirecto y, en caso de ser necesario, iniciar un tratamiento antes de agregarlas al grupo.

Adquisición de aves

Por otro lado, en caso de adquisición de aves la cartera sanitaria provincial aconseja:

- Comprar aves en locales habilitados y con asesoramiento veterinario, nunca comprar en la calle a vendedores ambulantes.

- Exigir certificado sanitario firmado por el profesional responsable.

- Pedir comprobante de la compra, dado que en caso de presentarse psitacosis es posible comprobar su procedencia y actuar en el comercio, donde es probable que haya otras aves afectadas.

- Evitar la compra o venta de aves que presenten signos de descarga ocular o nasal, diarrea o estado de emaciación.

Psitacosis

La psitacosis es una enfermedad infecciosa aguda y generalizada, causada por la bacteria Chlamydia psittaci, que se encuentra en las secreciones y excrementos de pájaros infectados, los cuales transmiten la infección a los humanos.

Cuando están enfermas, esas aves eliminan la bacteria al ambiente a través de secreciones oculares, excrementos, secreciones respiratorias y polvo de las plumas. Al secarse, estas secreciones permanecen en el aire y son aspiradas por las personas, que de esta forma se infectan.

Generalmente las aves no presentan síntomas, están aparentemente sanas, pero en ciertas ocasiones se puede observar decaimiento, falta de apetito, plumas erizadas, diarrea y secreción en los ojos y/o el pico.

El cuadro clínico en las personas puede variar entre una infección sin síntomas aparentes o evolucionar a una neumonía, la que comienza con síntomas como fiebre, dolor de cabeza, decaimiento general, fatiga y cansancio, mientras que a las 24-48 horas comienza tos seca y dificultad para respirar.

En caso de presentarse sintomatología respiratoria luego de haber estado en contacto con aves posiblemente enfermas, es preciso dirigirse al centro de salud u hospital más cercano a fin de realizar la consulta pertinente.

Si bien la enfermedad suele ser leve o moderada, a veces puede ser grave, especialmente en los adultos mayores y ancianos que no reciben tratamiento.

Te puede interesar